14-11-2019 11:25:49 AM

Entre Eros y Tanatos

Por César Musalem Jop

 

1.- De Willebaldo Montiel Ramírez, tuve noticias -y lo conocí en el D.F.-, cuando un mutuo amigo creyéndome un chingón en elecciones, me pidió acompañarlo para sugerirle al estudiante, de una especialidad, algunas acciones que le permitieran ganar las elecciones en la cúpula médica nacional hacedora de especialistas.

1.1.- Mi asesoría tuvo una trágica e inmediata terminación:  “La elección del caso exigía que los candidatos tuvieron las mismas calificaciones, desahuciando (voz médica), a los carentes de rango calificativo.   Tengo entendido que Willebaldo Montiel Ramírez mientras estudió, poseyó el máximo rango estudiantil por no tener gallo enfrente:   Siempre obtuvo las calificaciones más altas.

1.2.- Como acceso tuve a él años después, descubrí  que aunque dotado para la política estaba por diversos encargos ganados en las luchas estudiantiles, (obligadas en la evolución social poblana), siempre escogería ser médico antes que alcalde, diputado o  gobernador.

2.- “Entre Eros y Tanatos”, -magníficamente revisado y corregido por Enrique Pimentel-, nos lleva de la mano por más de ciento veinte cuartillas en vívidas descripciones del alma institucional médica en Puebla, y aplicando lo del Manco de Lepanto:  “que  de lo bueno, poco y  breve Sancho”, en mini capítulos narra sus recuerdos en las clases de:  Anatomía, Citología, Embriología, Microbiología, Neuroanatomía, Bioquímica, Fisiología, Cirugía, Asignaturas Clínicas, Cardiología, Otorrinolaringología, Hematología, como base para obtener el medicato inicial.

3.- La clase de Anatomía de ¿Rembrandt?, se encuentra plasmada magistralmente.     Educador y educandos, compórtanse en el descriptivo en escenas vívidas dignas de ser ensambladas en los recuerdos de los actores.

4.- En citología, desnuda la pobreza educativa existente en esa asignatura, sin odios ni rencores.   Algo sabía de Embriología Raúl Carbajal.   Tanto que al dominarla enseñó mucho de ella a sus alumnos.   En Microbiología llénase un cuento ligero con el descriptivo de unos chingadazos.   Goza Montiel, sabrosea al evocar cuando lo apodaron Hosman -un gran especialista-.   De Bioquímica nos dá un escenario del pasado, o eso creo, de la organización administrativa de esos días.   Fisiología, está cubierta con un ser respetado en los grandes cuerpos nacionales de esos días de hombres de “buenas costumbres” republicanos y liberales.   La canción a “parir guerrilleros”, se le aplica como “a engendrar guerrilleros”, amén de ser maestro, no enseñante, no profesor, no vendedor de fuerza laboral pedagógica:   Julio Glockner leyenda entre hombres libres.   Las clase-s de Cirugía la llena emotivamente Vinicio Aguilar como Maestro.   Asignaturas Clínicas dá a cualquier creador de teatro:   comedia y drama por la pureza del relato.   Cardiología da un consejo sano: “Habla cuando el asunto lo requiera y calla si el silencio es oportuno”.    De otorrinolaringología y Hematología algo dice el tal Montiel Ramírez.   Continuo la lectura de:  “Entre Eros y Tanatos”,  mientras usted busca en internet y leé a Robert Graves,  para conocer mejor a la pareja del título.   Le seguiré contando.

NUESTRA CASA.- Centenas de sitios  para restaurar energías:  Restaurantes, fondas, loncherías.   Decenas de hoteles, y ¿el turismo?.

 

 

About The Author

Related posts