25-06-2022 01:58:51 AM

A 100 días? ¿renunciarán?

Al cumplirse el famoso plazo fatal de los 100 días que el mismo gobierno federal se autoimpuso para que el país se transformara positivamente en el ámbito de la espantosa inseguridad pública, la verdad es que… no hay cambio alguno. Es más, para muchos, la violencia criminal aumentó en los últimos dos o tres meses.

         Y es que han continuado los asesinatos impunes, las ejecuciones entre narcotraficantes, las amenazas y la psicosis –en algunas ciudades del país- porque los delincuentes y sicarios ahora extorsionan abiertamente a la población civil y ya no solo a los policías o mandos judiciales.

         Pero lo que es peor. Han continuado los malditos secuestros con asesinatos. Y en no pocos de ellos, se han involucrado a mandos policíacos o autoridades del ámbito de la seguridad pública, como en el caso famoso del joven Martí.

         En otras palabras: No solo no hay resultados positivos en estos 100 días, sino que se ha descubierto la cloaca en que están convertidas las corporaciones policíacas y de seguridad.

         Al día de hoy, haciendo un recuento, ha quedado al descubierto toda una red de funcionarios de la PGR o de la Secretaría de Seguridad Pública que estaban al servicio de los grandes capos de la droga, recibiendo –hasta donde se sabe- cientos de miles de dólares mensualmente (y yo creo que las cantidades eran mayores).

         Por otro lado, se ha exhibido la pugna que se trae la PGR con la Secretaría de Seguridad Pública Federal y ésta última, al mismo tiempo, con los altos mandos del ejército. O sea que cada una navega por su lado y al parecer con sus propios contactos con la mafia y los narcos.

         Desde hace meses se ha denunciado (destacando los reportajes que ha publicado Reporte Indigo) los nexos de Genaro García Luna con delincuentes, o al menos su absoluta incapacidad para dar resultados. Y no ha pasado absolutamente nada. Por el contrario, el Presidente Felipe Calderón, esta semana defendió al funcionario a capa y espada ante las críticas de medio mundo.

         El miércoles, sumido en la impotencia, escuchamos la denuncia de Nelson Vargas, quien grita que ha tenido que ser él mismo y su familia los que investigaran el secuestro aún sin resolver de su hija, porque las autoridades de la PGR no han podido ni querido hacer algo.

         Y mientras todo eso ocurre, además de los delincuentes profesionales de las mafias organizadas, tenemos que soportar diariamente y en crecimiento exponencial por la crisis económica, a los raterillos que día con día asaltan transeúntes, en microbuses, roban autopartes en todos lados y asaltan negocios a plena luz del día (muchos comerciantes ya de plano cierran en las tardes cuando se oculta el sol, aunque aún sean las 6:30 o 7 P.M., por el temor a que llegue algún ladrón solitario a hacerles la maldad).

         Y en nuestro Estado, que tenía fama de seguro y las autoridades insisten en que aquí no pasa nada, ya también hay ejecuciones con granadas, asesinatos de mandos de la policía judicial y hasta narcomantas. Súmele violentos asaltos con comandos armados que antes no se veían por aquí.

         En fin. A 100 días, sería bueno que muchos de los que se comprometieron a que todo cambiaría, cumplieran también con el ultimátum que les planteara el señor Martí: Si no han podido… ¡que renuncien!

 

jriverp@yahoo.com.mx

www.beap.com.mx

About The Author

Related posts