28-10-2021 10:07:55 AM

Falso feminismo

Por Rosa Marìa Lechuga

¡Las mujeres son asesinadas, si, esa es la palabra, asesinadas!

Esa fue mi frase cuando en el marco del mes de México en la Universidad Sorbonne, durante el seminario “Los feminicidios en México y en otros lugares: desafíos políticos, jurídicos y militantes”, en el anfiteatro Richelieu de la mítica universidad francesa, se abordó la falta de políticas públicas para proteger a las mujeres.

No obstante, ahí denuncié el “falso feminismo” y me decanté por repensar el rol de mujeres y expuse la pregunta: ¿Cómo queremos detener los feminicidios si hay entre nosotras mujeres con una bandera falsa del feminismo? ¿Cómo hay funcionarias públicas que toleran los hostigamientos sexuales y los solapan y protegen al agresor? Ellas, representantes de nosotras y hacedoras de políticas públicas, ¿Cómo? Incluso aspirantes a repetir un cargo, aquellas que buscan la elección.

Ellas mismas protegen a la propia estructura patriarcal y la perpetuan. Eso, es un desafío político y militante.

Di dos ejemplos claros del porqué considero que el feminismo en ciertos casos es falso:

  1. Caso Itzel Schaas donde Lidia Camacho, funcionaria de la SEP protegió al agresor Andrés Roemer de acuerdo con notas periodísticas. Hoy el ex funcionario es buscado por la INTERPOL y ya tiene más de 61 denuncias acumuladas.
  2. Caso Karina N donde #ClaudiaRiveraVivancotoleró, encubrió y protegió a Andrés García Viveros de acuerdo con medios periodísticos e incluso despidió a Karina N. tras la denuncia que ella hizo por acoso sexual.

Como mujeres nos toca repensar el rol que tenemos en la sociedad y sobre todo entender que, para frenar los asesinatos de mujeres, es necesario mirar la educación y ejercer la sororidad y no el “falso feminismo”.

 

About The Author

Related posts