México racista (post mortem)

Por Rosa María Lechuga

 

  • Nos guste o no, los mexicanos son más racistas contra los propios mexicanos

 

Tras los lamentables sucesos en un conocido centro comercial en la ciudad de Texas donde perdieron la vida 3 mexicanos (según cifras oficiales) y 6 heridos más, deja entrever una realidad que todos sabemos, el odio y el racismo que sufren nuestros compatriotas en Estados Unidos Americanos.

Lo de ayer, sólo fue una muestra de lo que desde hace años, sufren los miles de mexicanos inmigrantes que buscan el anhelado ‘American dream’.

Pero, ¿acaso los mexicanos que se van (nos vamos) no sufren en nuestro propio país del racismo puro y de alguna u otra forma una violencia extrema permitida por las autoridades?

Veamos,

Según Amnistía internacional (AI) en su reporte 2017-2018, en México, dos tercios de mujeres sufrieron algún tipo de violencia de género y 2,668 fueron asesinadas. Además, 42, 583 homicidios fueron cometidos en el país (incluyendo hombres y mujeres), 34, 356 personas fueron reportadas como desaparecidas y podría seguir dando cifras no sólo de violencia, sino económicas y sociales.

Es un cuento de nunca parar.

Minerva*, una mujer que trabaja en el Instituto de Investigaciones Políticas en la Universidad de Harvard, me dice, que una de las principales razones por las que dejó el país fue por el acoso laboral que tenía y por la explotación por ser mujer y soltera. Quien esto escribe, no sólo se me criticó por mi condición física sino que se me prohibía usar tacones para trabajar en una universidad privada en Puebla. Ambas, decidimos no formar parte de las estadísticas que menciono en cuanto a homicidios o desapariciones, pero no logramos evitar la violencia de género.

¿Racismo en los EUA  contra los mexicanos?

El problema empieza en casa y nos guste o no, los mexicanos son más racistas contra los propios mexicanos sin importar si es dentro o fuera del país. Es decir, el odio, “se importa” sin importar condición social ni país de residencia.

Lo sucedido ayer no fue un problema infundado por el gobierno en turno, es un problema de años y que nuestro gobierno (no puedo hablar del actual porque nuestros pasados gobernantes han sido responsables de las políticas públicas migratorias más aberrantes e inadecuadas para el fenómeno) no ha sido capaz de tomar en serio, ni meterlo en la agenda política como un asunto prioritario y trabajar en ello.

Todos sabemos que los roles de las Embajadas y Consulados se ven desbordados y rebasados. En lo personal, son meramente élites diplomáticas mexicanas que se refugian o exilian en otro país cuyos sueldos rayan en lo absurdo y un gasto innecesario e involuntario para el bolsillo de los mexicanos, porque no aseguran la protección de los mexicanos en el exterior, ni mucho menos son fulcros para nuestro desarrollo social y moral.

De acuerdo a la Secretaría de Relaciones Exteriores, el sueldo de los diplomáticos  mexicanos en EUA, rebasan al mes los 80,000 dólares ( 14 sueldos tomados en cuenta) sin contar las prestaciones que el gobierno facilita como casa, viáticos, secretarios particulares, chefs personales, apoyo para traslado de familias, pago de escuela para las familias, etc. Otros tantos gastos sobre el funcionamiento y operación de los consulados y embajadas como luz, teléfono, papelería, renta de edificios, etc.

Los 80,000 dólares son lo de menos, si los resultados de Embajadas y Consulados fueran certeros, pero no lo han sido, ni lo son.

Se olvida también, la violencia que se sufre en las fronteras por nuestros compatriotas en los centros de retención, en las redadas por las patrullas de EUA pero, olvidamos algo crucial en esta parte de los arrestos arbitrarios e inhumanos de los mexicanos cuyo pecado es atravesar una frontera porque no tienen trabajo, casa o comida o porque simplemente quieren una mejor vida.

En México también se llevan a cabo aprehensiones, para el año 2017-2018 se registraron 88,741 detenciones y se deportaron a 74,604 personas de acuerdo a AI.

El racismo mata a nuestros compatriotas todos los días en las fronteras y nadie dice nada.

Hoy se han ido 3 de nuestros compatriotas acribillados por una persona identificada con el fanatismo absurdo de la raza blanca, “pero se han ido más”, intentando atravesar el país, atrapados en la frontera, en los centros de retención, en los campos de cultivo donde trabajan en condiciones inhumanas, en los corredores de prostitución y no veo la atención de las autoridades ni mucho menos políticas públicas encaminadas a protegernos tanto dentro como fuera del país.

¿Qué los acribillaron en un acto funesto? Sí.

¿Qué fue un acto terrorista? Jamás se atreverán a llamarle así.

¿Qué hay un racismo exacerbado contra los mexicanos en EUA? Todo indica que sí.

La solidaridad comienza en casa, en el hogar, con las amistades, con los seres queridos. Que no nos extrañe que el odio hacia nuestros compatriotas se demuestre y se lleve a cabo en contra de ellos si en nuestro propio país nos dan la espalda.

 

About The Author

Related posts