IMSS, tumor de la corrupción

Por Alejandro Mondragón

 

La corrupción de bata blanca en la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social se ha arraigado, a tres meses de la cuarta transformación.

 

Se ha vuelto un tumor, pero las nuevas autoridades se niegan a extirparlo del IMSS. El personal se cansó y ha recurrido al director Germán Martínez Cázares. Sin embargo, se tolera la transa y a los inconformes se les ofrece puro atole con el dedo.

 

Aquí la denuncia que nadie quiere ver, sobre todo el super delegado Rodrigo Abdala, representante de los intereses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“La corrupción ha sentado sus reales y se ha constituido como una forma de operar cotidianamente en beneficio de sus carteras lujosas. Todas las áreas administrativas adolecen de esta enfermedad.

 

“Existen comisiones de trabajadores mañosamente movidos y ubicados con la finalidad de tener beneficios personales, contraviniendo las normas, que se entienden que nunca serán responsables de sus asignaciones patito.

 

“El enemigo está en casa, el jefe de Supervisión de Cobranza, Rafael Castillo, gran promotor de juicios laborales, quien asociado con los abogados de la jefatura de jurídicos hacen las vaquitas, además que también lleva sus juicios fiscales.  Ahora tiene demandado al Instituto por la plaza de jefe de departamento, de tal forma que prepara su jubilación con un sueldo jugoso, como siempre oportunista, podrá verificar su expediente laboral.

 

“Lo administrativo: El caso de Lilia de Jesús Cervantes Hernández, quien mientras era Jefa de Desarrollo de Personal, realizó varias contrataciones irregulares y derivado de tal decisión podrá determinarse que existió un detrimento del patrimonio institucional, tal es el caso de la contratación del tío de Zuad Gorigoita, que nunca tomó posesión del cargo, por lo tanto nunca se presentó a trabajar; lo grave del caso es que cobro varias quincenas, sin devengar el sueldo, ni tampoco se realizó  el reporte por faltas injustificadas; sin embargo, días posteriores al inicio de labores se internó en la UMAE de especialidades para recibir atención médica urgente que llegó hasta el quirófano, la pregunta es: ¿se contrata a una persona enferma? , ¿no es una contratación improcedente? . De igual forma contrato en un acto de nepotismo puro a su cuñada como Jefa del Departamento de Capacitación Ingrid Lau, esto trajo una absoluta inconformidad del personal, pues tanto compañero buscando oportunidades de crecer y tomar responsabilidades, no se dio. Están los nombres, están los expedientes administrativos y médicos, que podrán soportar estos señalamientos.

 

“La contraloría interna carece de credibilidad y efectividad, pues informa a cambio de favores a los señores subdelegados y desde luego a los Jefes de Servicios, así que tener cuidado. No hay confiabilidad, pues en su afán de protagonismo y generar favores, matrículas, comidas , borracheras, se prestaron a la omisión de diversas acusaciones , que quedaron en el olvido.

 

“Subdelegación Sur: Marco Erick Montero Rodríguez, funcionario de grandes interrogantes, dice estar  bien relacionado en las oficinas de México, gran operador discreto, sentado en la Subdelegación que más corrupción produce, ejemplo de ello, es la gran cantidad de construcciones que no han pagado sus cuotas. De este funcionario fue ampliamente conocida la sanción que tuvo por la función pública inhabilitación (Expediente 0310/2016 en poder de la función pública) y claro no pasó nada, y sigue tan campante.

 

“También un tema de llamar la atención es Antonio Bello, jefe de Cobros de la Sur. En colusión con el subdelegado Montero, tienen problemas por los dudosos embargos de cuentas publicados en los periódicos, en donde por indicaciones de México, embargaron cuentas bancarias que luego destrabaron sin tener sustento legal, ¿quién es responsable, quién manda o a quién obedece?

 

“Subdelegación Norte: Eduardo Aguilar llega de Chiapas a Tehuacán, persona de confianza de Yamil Melgar “operador económico para acabar rápido”, movido por intereses a la Subdelegación Norte y comisionado por su ex jefe a la Jefatura de Afiliación y Cobranza, de la cual se dice el próximo candidato a ocuparla muy seguro de sí mismo, prometiendo a quien se le acerca que le dará una mejor categoría o matricula o permanencia en el trabajo en la propuesta de ser “cercanos a él”, de “ayudarnos”; vendedor de plazas, desde luego ha traído a personas de Chiapas, amigos y parientes que han sido puestos en lugares estratégicos de oportunidad como en auditoria a patrones, quienes contribuyen al bolsillo del singular personaje, se dice amigos de todos y aspira a ser amigo de todos privilegiando el interés personal, comisiona a personas de Tehuacán, y es de llamar la atención habiendo tanta gente de experiencia en la Subdelegación, trae a esta señorita para que le haga expedientes de no localización, señalándola como la “experta” Fabiola Mendoza que tiene malos antecedentes de falta de probidad y prepotencia, su también amiga personal, como lo dice la dama, al grado de estar en su oficina despachándole su correspondencia; tiene a su colaborador chiapaneco de confianza checando obras en donde ofrece arreglos favorables e inmediatos y orejeando, este nivel de corrupción se ve fortalecido por la reinstalación del contador Heras en auditorias patronales, personaje turbio, de rancio operar corrupto, cae en blandito con su Subdelegado, y ambos competirán por las jerarquías del interés personal, lo primero es y será el dinero; desde que lo expulsaron de Quintana Roo, traía ya el estigma de la corrupción, pero lo ayudaron, porque ayudó a las transas a los funcionarios de oficinas centrales.

 

“De igual forma, existen conductas que tienden a utilizar las atribuciones de su empleo, cargo, comisión o funciones para beneficio personal o de terceros.

 

“Se utilizan recursos humanos, materiales o financieros institucionales para fines distintos a los asignados como los viáticos, gastos de gasolina, comidas. Se dan casos de obstrucción de denuncias administrativas, que facilita la colusión y la discrecionalidad, por parte de compañeros de trabajo, subordinados o de ciudadanos en general.

 

“En este momento es común asignar o delegar responsabilidades y funciones sin apegarse a las disposiciones normativas aplicables, lo que demerita la aplicación de responsabilidades, de estos servidores públicos es muy común que permitan que sus subordinados incumplan total o parcialmente con su jornada u horario laboral, o sean empleados en actividades distintas a las que fueron contratados, como choferes, secretarias, hasta noviecitas, cuidadores y mandaderos.

 

“Ante el nivel de colusión dejan de establecer medidas preventivas al momento de ser informado por escrito como superior jerárquico, de una posible situación de riesgo o de conflicto de interés. Y cuando no se allanan sobre todo los trabajadores a tiempo y obra determinado, son sujetos a hostigamientos, agresiones, amedrentamientos, acosos, intimidaciones, extorsionados o amenazar a personal subordinado o a compañeros de trabajo.”

 

La denuncia está en el cajón del escritorio del titular del IMSS.

 

About The Author

Related posts