El valioso señor Quiroz

Por Valentín Varillas

 

Uno de los supuestos grandes apoyos que se han sumado al proyecto político de Alejandro Armenta, en su búsqueda por la candidatura de Morena al gobierno del estado, es el de Abraham Quiroz, personaje que ya compitió por la posición en el proceso electoral del 2016.

¿Qué cuentas entregó?

Apenas un modesto 9.69% del total de los votos, cuando, por un lado, las encuestas mostraban una votación mínima potencial por arriba del 11% y en el presupuesto electoral de los adversarios de Morena, es decir el de Casa Puebla, se calculaba que llegaría a 18%.

No fue así.

El candidato y sus propuestas jamás prendieron, cuando ya se dejaba sentir en otros estados, con toda fuerza, el fenómeno de arrastre de Andrés Manuel López Obrador.

Eran los tiempos de la génesis del Movimiento de Regeneración Nacional como la mayor fuerza opositora nacional.

De haber seleccionado a un perfil cuya imagen fuera más acorde a los criterios de rentabilidad electoral y al discurso combativo y contestatario de Morena, la elección en Puebla pudo haber sido histórica para las huestes de AMLO.

El actuar del candidato Quiroz en campaña, tampoco ayudó.

De entrada, el académico no se atrevió jamás a rozar con la mínima crítica el estilo de gobernar de Rafael Moreno Valle.

Ausentes de su discurso estuvieron siempre temas como  el asesinato de José Luis Tehuatlie Tamayo en Chalchihuapan, el de los presos políticos encarcelados por disentir de las acciones de gobierno o bien por defender sus derechos, la supresión de libertades, la privatización del agua, además de los muy lucrativos negocios que se hicieron al amparo de la corrupción en el servicio público.

Toda esta radiografía del morenovallismo tenía un potencial electoral enorme para el abanderado de Morena y su uso en el diseño de la campaña de Quiroz era un asunto de elemental congruencia.

Hay quienes aseguran que los operadores de Rafael lograron infiltrar a Morena.

Que desde CU ayudaron mucho en ese proceso.

También las amenazas desde lo más alto del poder político surtieron efecto.

Desde el 2013, el gobierno del estado tenía listas ya más de un centenar de órdenes de aprehensión en contra de importantes miembros de la estructura del Movimiento de Regeneración Nacional en Puebla.

Con eso, amedrentaron, espantaron e inmovilizaron.

Una horrenda combinación de cobardía e incapacidad, marcó para siempre la primera aventura electoral de Abraham Quiroz.

Un sonado y rotundo fracaso.

Hoy, con esas cartas credenciales llega a “sumar” políticamente a la batalla más importante en la carrera de Alejandro Armenta.

Los cazadores de “talentos” de la precampaña del senador lo han seleccionado entusiastas como un perfil necesario para volver más competitiva la contienda interna por la candidatura.

Es decir, esperan que Abraham Quiroz haga por Armenta lo que no pudo o no quiso hacer por él mismo.

El chiste se cuenta solo.

About The Author

Related posts