20-09-2021 11:41:05 AM

No se hagan bolas: lo que hay en Puebla es ingobernabilidad

Por: Rodolfo Rivera Pacheco

Las imágenes y videos son espeluznantes: Dos muchachos macheteados y quemados vivos o moribundos en Ajalpan. Días antes otros linchados o intentos de linchamiento en distintos Municipios y /o Juntas Auxiliares en Puebla capital.

Hoy, la imagen de Puebla recorrió el mundo entero: En nuestros Municipios se linchan a encuestadores por el simple hecho de andar preguntando datos a la población. El punto primordial a analizar es el porqué de estos hechos. ¿Qué está ocurriendo en Puebla?

La respuesta salta a la vista: La gente NO confía en sus autoridades, sean Alcaldes, Policías estatales o Gobierno del Estado. Y si la gente no confía en la autoridad de cualquier nivel, la conclusión también es rápida y simple (no simplista): En Puebla hay ingobernabilidad.

Por más que el Gobierno encabezado por Rafael Moreno Valle quiera dar otra imagen distinta en el país y sus continuas apariciones en noticieros de Televisa no tengan otro objetivo que posicionarlo y hacerle promoción a su pretendida candidatura presidencial, la realidad en Puebla es otra. Hay violencia, linchamientos, muertos, presos políticos, medios perseguidos por consigna, funcionarios corruptos, obras innecesarias con presupuestos inflados, y un largo etcétera.

Lo triste es que justamente por esto último los medios masivos (canales de televisión y programas de radio abiertos) también son cómplices de una imagen distorsionada de Puebla. Una imagen que se esfuerzan en difundir y que no corresponde a la realidad. Una imagen color de rosa con tal de agradar a quien tiene planes publicitarios nacionales.

Ayer en un bonito evento, el Gobernador de Puebla entrega más patrullas y flamante equipo a policías y hasta le sigue echando porras a Tony Gali para que levante en las encuestas… pero NI UNA SOLA palabra de los hechos violentos de Ajalpan y otros sitios. Terrible.

Pero regresando al tema original. ¿Cómo va a confiar la gente en sus Alcaldes? En la región de Ajalpan (y varias más en el Estado), los miembros de grupos políticos radicales prácticamente han establecido poderes paralelos e independientes y nadie que no sea de su grupo puede entrar a esos territorios.

Y ahora resulta que ser encuestador es una profesión de alto riesgo. Mortal. A nosotros (los del BEAP) muchas veces nos han corrido de no pocos pueblos donde la gente desconfía de cualquier fuereño que llegue a hacer cualquier cosa. Obvio nos retiramos de inmediato y sin hacer pregunta alguna.

Porque eso es lo verdaderamente preocupante: Cualquier persona que llegue de fuera a esos territorios bajo el control de algún grupo político radical corre peligro. Encuestadores, vendedores de alguna firma, promotores de tarjetas de crédito o débito, enfermeras que lleguen a vacunar, vaya… hasta vendedores de colchas o tupperware. Cualquier extraño que entre a un pueblo puede ser linchado si algún politiquillo o agitador grita que es secuestrador o robachicos. A ese nivel hemos llegado.

Mucho hemos dicho que hay varios Estados de la República donde los encuestadores ya ni nos metemos. En serio, nosotros hemos rechazado trabajos en Guerrero, Michoacán o Tamaulipas, por jugosa que sea la paga. Porque son Estados donde la vida de cualquier fuereño corre peligro. Son territorios sin más ley que la que hacen valer los grupos armados y delincuenciales que allí tienen sus bases de operaciones.

Pero ahora ya no hay que ir muy lejos. Puebla ya es un Estado donde la única ley es la de habitantes enardecidos que odian a la autoridad y a los policías.

Por eso la siguiente pregunta también: ¿Y cómo va a confiar la gente en los policías estatales? Si sus principales Jefes hace pocas semanas fueron identificados como líderes de bandas de roba ductos de PEMEX y es la fecha que el Gobernador NO ha dicho una sola palabra sobre el tema.

Entonces, si hay zonas donde no hay más ley que la de los grupos políticos radicales, si hay pueblos donde la gente enardecida odia a sus Alcaldes y quema Ayuntamientos y casas de los Presidentes, si hay Municipios donde la turba no quiere saber nada de los policías estatales porque todos saben que son líderes de los propios delincuentes, si ahora ni los encuestadores ya estamos seguros en no pocas zonas del Estado, si hay inseguridad y asesinatos en cualquier punto de Puebla… ¿Eso no se llama INGOBERNABILIDAD?

Lo siento, pero es la hora que ni los jefes policíacos, ni el nuevo Secretario de Seguridad Pública famoso por su “mano dura”, ni el ineficaz y casi inexistente Secretario de Gobierno, ni mucho menos (jamás) el Gobernador del Estado, han salido a dar alguna declaración coherente sobre lo que está pasando en Puebla. Unas tímidas declaraciones sobre la “urgencia del mando único” por parte del éste último solo para deslindarse de lo ocurrido. Pero nada más.

Creen que el silencio y la negación es la mejor salida, de acuerdo a los genios que los asesoran en comunicación gubernamental. Igualito que cuando lo de Chalchihuapan. Siguen cometiendo error tras error, que tarde o temprano pagarán en las urnas.

Mientras tanto, el Gobernador Moreno Valle, en un evento de la CONAGO del lunes, es el único que sale en cadena nacional en el programa de Joaquín López Dóriga, dirigiendo palabras al auditorio (cuando varios más hablaron, sólo él sale en cadena nacional). De ese tamaño ha de ser el convenio.

Pero anoche ni el mismo López Dóriga con su jugoso convenio pudo ocultar las imágenes de los jóvenes quemados que han dado la vuelta al mundo. Si Moreno Valle quería que Puebla fuera conocido en todo el planeta, lo logró. Y él también.

Indignante.

About The Author

Related posts