19-08-2022 07:09:47 AM

Lecciones y elecciones

 

    Hace exactamente un año, el PRI ganaba la elección local de manera contundente. Luego de una campaña corta pero llena de detalles, el PRI remontó una desventaja que tenía con respecto al PAN de varios meses, para después quedarse casi con el carro completo.

         Varias cosas han pasado desde entonces. Y también quedaron varias lecciones para procesos posteriores.

         En primero lugar, que la ventaja de un partido sobre otro, cambia sustancialmente cuando se nombran candidatos. En el PRI fue un acierto la designación de Blanca Alcalá y en el PAN un tremendo error la de Antonio Sánchez Díaz de Rivera.

         El momento y contexto nacional también influyó. La gestión de Felipe Calderón y su partido comenzaba a provocar algunas desilusiones y notables inconformidades. El anuncio del primer “gasolinazo” (septiembre-octubre 2007) y su posterior intento de modificación coincidieron con el proceso poblano. Eso también provocó la caída en preferencias hacia el PAN.

         De hecho desde entonces cayeron en mucho las simpatías hacia la gestión federal panista y hoy en día el blanquiazul está literalmente en la lona en cuanto a elecciones locales. Ha perdido prácticamente todos los procesos estatales de año y medio a la fecha.

         Pero bueno. Todo lo anterior influyó para que los resultados se dieran como ya sabemos.

         Hoy estamos a unos ocho meses de que se lleven a cabo las próximas elecciones federales.

         La situación también es peculiar. En todas las encuestas, el PAN ha perdido preferencias notoriamente, mientras que el PRI, embalado por sus triunfos locales, parece que las ha recuperado nacionalmente.

         Y esto es justamente lo que hay que analizar.

         El PRI se encuentra en un momento positivo, igual que el PAN se encontraba meses antes de la elección local de 2007 aquí mismo. Hoy, todas las mediciones en Puebla dicen que el tricolor ganaría la elección para Diputados federales, quizás y hasta con carro completo.

         Es más, algunos priístas andan envalentonados y aseguran que los candidatos son lo de menos, pues su partido ganará de cualquier manera la mayoría –si no es que todos- de los Distritos en el Estado. Algo similar a lo que expresaba el panista Francisco Fraile muchos meses antes de la elección del 11 de noviembre de 2007, de que “hasta con un burro” ganaban ese proceso.

         Y efectivamente. Hoy, todo indicaría que así podría ocurrir y que el PRI ganara la mayoría de Diputaciones no solo el Puebla sino en todo el país y retomara una mayoría contundente en el Congreso federal.

         Pero, como hemos dicho tantas veces aquí mismo, eso solo es la probabilidad más grande, pero al fin probabilidad.

         Los procesos electorales son bien distintos unos de otros. Las circunstancias no se repiten exactamente nunca, aún cuando existan similitudes. Y el problema típico de los políticos es no querer entender eso. Piensan que las cosas pueden ser iguales siempre y les encanta vivir de recuerdos.

         Por el momento, el PAN está en un momento negativo y perdiendo preferencias electorales, es cierto. Y quizás pierda más, con la terrible crisis económica que estará en su peor momento justo durante el año entrante.

         Pero eso mismo decían los panistas del PRI meses antes de la elección de hace un año. Y perdieron.

         La elección de 2009 es federal. No provoca tanto entusiasmo entre los electores. Los candidatos suelen pasar desapercibidos. La gente vota más por los partidos y por la situación nacional. Sí. El PRI tendría todo para ganar la mayoría de escaños ante la desilusión panista y el grande desprestigio perredista.

         Y aún con todo… nadie puede asegurar que así seguirán las cosas. La gente, no obstante todo lo ocurrido, puede todavía darle un voto de confianza al Presidente Calderón y a su partido, por difícil que esto parezca.

         Una medida espectacular o resultados mucho más impactantes en la lucha contra la inseguridad o el narcotráfico podrían traerle al PAN renovadas simpatías. Todo puede suceder. Es más, es probable que la trágica muerte de Juan Camilo Mouriño hasta provoque un poco tendencias favorables a Calderón o a su partido (la gente suele pronunciarse a favor del que está en problemas o sufre tragedias).

         En fin.

Pronto les enseño algunas encuestas que estamos levantando en estos momentos. Están muy interesantes…

 

jriverp@yahoo.com

www.beap.com.mx

About The Author

Related posts