Nuestra ley madre

Por César Musalem Jop

 

1.- Dos millones de kilómetros cuadrados tenía y tiene el territorio patrio y matrio; diez y seis mil seiscientos kilómetros de costas lineales; más de dos mil islas, islotes, arrecifes; lagos, lagunas, ríos, diversas con otras aguas interiores; bosques de maderas preciosas o no tanto (ahora agredidos por la tala brutal sin limites algunos); minerales metálicos o no metálicos; y los “veneros que escrituró el Diablo” en la “Suave Patria” de petróleo o gas; eso es México en 1910.

2.- El héroe (como tantos otros) que hubo en las Guerras de Reforma y contra el segundo imperio, llamado Porfirio Díaz, junto con sus pares todos triunfadores como Señores de la Guerra, detentan el poder político, económico, administrativo, militar, en forma absoluta, llegando a la plenitud que se cataloga como dictadura, tan es así que diez millones de mexicanos en el 1910 viven bajo dos divisas:  una, el “mátalos en caliente”, la otra, “poca política, mucha administración” durante treinta años.

2.1.- Estas artes para conducir a una nación empezando su auto construcción, hizo brotar entre las nacientes clases medias de propietarios, administradores de haciendas o minas, artesanos, ganaderos, rancheros, pequeños comerciantes, periodistas, artistas, obreros, asociadas a los capitalistas más concientizados sobre la realidad nacional, la necesidad del cambio de los gobiernos o administraciones centralistas.

3.- Estalla la Revolución Mexicana en Puebla, se incendia el país con diversas acciones permanentes bajo diversos caudillos, y entre el 1910 hasta el 1917 se logra bajo acuerdos de los Señores de la Guerra también fratricida, igual que las de la Reforma Liberal del siglo XIX, la creación de la Ley de Leyes, la Carta Magna, la “Madre Ley” como decían nuestros sabios maestros en la Mixteca Profunda hace todavía cincuenta años.

4.- Esta, generada por todas las fuerzas más poderosas surgidas en todo México, nos costó un millón de aniquilados por las armas, las enfermedades y el hambre, contando latrocinios o pillajes con bandolerismo.

5.- El 5 de febrero se recuerda al del 1917, donde será de gran utilidad leer el Diario de los Debates para apreciar el pensamiento diputadil nacional de aquellos luchadores de todos los bandos, donde Emiliano Zapata y Francisco Villa, dominan todos los escenarios históricos, dramáticos, evolucionistas mexicanos.

NUESTRA CASA.-  Las obligaciones de todas las universidades son en el mundo  entero:  Crear la inteligencia, reproducirla en sus aulas, difundirla en la sociedad.   La BUAP lo hace.

 

 

About The Author

Related posts