Crónicas de campaña: Gali tiene miedo a un debate real

Por: Rodolfo Rivera Pacheco

¿En qué país del mundo democrático se prohíbe a los participantes de un debate político-electoral tocar un tema de interés general? En Estados Unidos, en Sudamérica y Europa los políticos profesionales que debaten en cualquier sitio y formato son libres de hablar de lo que se les pegue la gana y se dan hasta por debajo de la lengua sobre cualquier tema o situación.

Pues en Puebla eso no sucede. En el ocioso encuentro que organizó el Consejo Coordinador Empresarial para los candidatos a la Gubernatura, se prohibió a los participantes a que criticaran al Gobernador o se atacaran entre ellos, amenazados de que se les “apagaría” el micrófono si osaban romper la ridícula regla.

O sea, los empresarios, que en décadas anteriores fueron el semillero de líderes críticos y tenaces a los gobiernos priístas, ahora son miembros de la Inquisición y prohíben a los políticos a hablar de algún tema. ¿Dónde quedó Maquío, Vicente Fox, Pancho Barrio, Ricardo Villa Escalera y decenas más de furiosos empresarios que terminaron en el PAN y criticaban hasta el cansancio los excesos del “PRI-Gobierno”?

Si Maquío reviviera se volvería a morir.

Acompañan Blanca Alcalá y Antonio Gali a JJ en informe

Para qué se hacen los “empresarios” poblanos. Le tienen pavor a Rafael Moreno Valle. Temblaban si Ana Tere Aranda, Roxana Luna o Blanca Alcalá se le lanzaban a la yugular a Moreno Valle y a su candidato. Ese fue el motivo de la censura. Y hasta el cultísimo y “gran crítico de izquierda” Fernando Canales, “moderador” del aburrido evento, se convirtió en un pobre y antipático patiño que defiende y adora al candidato del Gobernador, con quien asegura así jugoso convenio si gana su abanderado. Vaya, hay que escuchar sus “entrevistas” para ver sus amores (aclaro que por higiene mental yo no lo hago, pero la otra vez estaba yo lavando mi auto y por desgracia los lavadores tenían el radio a todo volumen en esa estación y me torturé un rato).

Y ahora nos enteramos también que el debate que DEBE organizar el OPLE poblano (el pobre Instituto Electoral del Estado, pues) se quiere proteger a toda costa al candidato del Gobernador y NO será obligatorio que los candidatos participen. O sea… se está preparando la camita para que Tony Gali no acuda porque tiene pavor a que en este debate las candidatas y el de MORENA sí se le vayan encima con críticas y ataques a su patrón y a él con el tema de su brutal enriquecimiento ilícito. Habrá fotos de su mansión en La Vista y todo. Obvio, tiene miedito.

Por supuesto, si Gali no acude al debate “obligatorio” que “organiza” el IEE, confirmará sus miedos y quedará verdaderamente exhibido ante los poblanos. Sería su más grave error de campaña. Pero sus “asesores” y “creadores” de “branding personal” no son muy hábiles que digamos y siguen cometiendo torpezas, sobre todo en redes sociales, donde Gali y Moreno Valle tiene perdida la batalla a todas luces: Hay decenas de miles de reproducciones reales a todos los videos contra el Gobernador y su candidato. Y cada vez que los morenovallistas quieren defenderse, les va peor.

Recuerdo que en 2001 el candidato panista a la Alcaldía –el inolvidable Luis Paredes- sorprendió un buen día al pobre candidato priísta Carlos Alberto Julián y Nácer y lo encaró retándolo a acudir a un debate (pues siempre se negaba, como Gali). El pobre Julián y Nácer alcanzó a balbucear algunas palabras, pero el spot paredista lo exhibió asegurando que decía “¡Tengo miedo!!”. El resultado, todos lo conocemos, fue que con eso y otros aciertos de campaña, Paredes ganó una elección de Estado y contra los brutales recursos de Melquíades Morales para su candidato. Repito: No siempre el dinero gana una elección.

Ahora el escenario es exactamente al revés. El candidato “panista” (priísta de toda la vida al igual que el Gobernador Moreno Valle) es el que al parecer tiene miedo de acudir a un debate donde sabe perfectamente que sus tremendas opositoras y el de MORENA lo pueden despedazar con críticas y ataques bien fundados.

¿Irá al debate Tony Gali o prevalecerá el miedo?

Pero y si sí acude… ¿Sus opositoras se animarán ya a darle unos buenos palos y ponerle sabor a una aburrida campaña? ¿Entenderán que tienen una causa común?

En fin.

Por cierto… Yo no veo los “dos dígitos” de ventaja por ningún lado. ¿Por eso andarán tan nerviosos y con tanto miedo?

Seguiremos informando…

okrodo

About The Author

Related posts