29-11-2021 06:21:40 PM

Feministas denuncian pasividad ante violencia de género

Por Shanik David

La pasividad de las autoridades de diferentes niveles, el uso político de los temas de mujeres y la falta de una educación real que abata el machismo y la violencia de género fueron algunas de las consignas que enarboló el contingente de la marcha #VivasNosQueremos.

La marcha formó parte de una movilización que se llevó a cabo en 50 ciudades del país, que buscaba denunciar el acoso y violencia que sufren las mujeres en todo el país, y en particular en Puebla por el creciente número de feminicidios.

Aunque la marcha se dijo pacífica, una regla llegó a generar malestar entre aquellos que se sumaron a la movilización: dado que este era un movimiento convocado por mujeres, los hombres deberían ir en la parte de atrás, sólo chicas con rostros tapados, otras con cruces color rosas y otras tantas podrían encabezar el contingente que recorrió el Centro Histórico.

Incluso, por esta regla dentro del grupo de poco más de 300 personas de perdía a momentos la familia de Paulina Camargo, portaban fotografías y pancartas exigiendo la aparición de la joven de 19 años desaparecida hace exactamente nueve meses.

Con tambores y a toda voz, las manifestantes gritaban consignas en contra del gobierno machista y represor, así como mensajes para la autodefensa legítima en contra de los hechos de violencia y violaciones.

La primera parada fue en las oficias de la agencia del Ministerio Público Especializada en Atención de Delitos Sexuales, donde acusaron que son los agentes del MP los que revictimizan a las mujeres, pues no sólo les dicen que “algo debieron haber hecho” para ser agredidas, sino que las pruebas y testimonios que llegan a presentar nunca son suficientes para detener a sus agresores.

“Se han encargado de cuestionar nuestra palabra, de instigarnos miedo, de menospreciarnos y negarnos la denuncia, se han encargado de criminalizar a las mujeres que abortan, a las lesbianas, a las transexuales y las trabajadoras sexuales”.

La segunda parada fueron las instalaciones del Instituto Poblano de la Mujer, donde la crítica se dio hacia dichas instancias que más allá de servir para proteger a las mujeres, se han diseñado para solapar a los funcionarios que agreden a las ciudadanas, y difundir el estereotipo de la mujer “empresaria, heterosexual, conciliadora, buena y abnegada”.

Además, de que es sólo en período electoral cuando los políticos y las autoridades se acuerdan del sector de las mujeres y anuncian grandes medidas sólo para ganar votos, pero después se olvidan de lo propuesto.

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Buap) no se libró de estas críticas, pues antes de llegar al Zócalo se hizo una parada más en la explanada del edificio Carolino, donde la denuncia giró en torno a los casos de abuso sexual por parte de maestros en contra de alumnas, los cuales a pesar de ser documentados y denunciados quedan impunes.

En vez de despedir al maestro se sanciona a la víctima, denunció una de las chicas al tomar el micrófono, por lo que acusó que las supuestas estrategias de equidad de género que tanto presume el rector son inoperantes.

Fiscalía se defiende: sí atendemos a las mujeres

La marcha de las agrupaciones feministas aún no había terminado cuando el área de prensa de la Fiscalía General del Estado emitió un comunicado defendiéndose de las críticas y la declaratoria de “culpable” que hicieron las manifestantes, al decir que sí se da atención a las mujeres en Puebla.

Por ejemplo, presume que de acuerdo con el estudio “La Violencia Feminicida en México, Aproximaciones y Tendencias 1985-2014”, elaborado por la Secretaría de Gobernación federal, el Instituto Mexicano de la Mujer y ONU MUJERES Puebla está entre los 12 estados con menos homicidios de mujeres a nivel nacional.

“De acuerdo al análisis de cada mes a partir de 2007, el 2010 fue el año con más defunciones femeninas, sin embargo durante 2013-2014 Puebla tuvo una disminución en defunciones femeninas con presunción de homicidio, del 15.3 por ciento”, cita el boletín.

Después se enfoca a enlistar las acciones tomadas por las autoridades en los últimos años para atender a las mujeres, como la construcción de los Centros de Justicia para las Mujeres, la tipificación del feminicidio, así como las acciones tomadas para el combate a la trata de personas.

“Con estas determinaciones, Puebla destaca en políticas públicas en materia de combate a la violencia contra las mujeres”, resalta el comunicado.

About The Author

Related posts