26-01-2022 05:20:03 PM

Ahijados y sus padrinos 2024

Por Alejandro Mondragón

 

Bien dicen los abogados/as que lo accesorio sigue la suerte de lo principal.

 

Y ello aplica al proceso de sucesión de Casa Aguayo, en la que la mayoría de quienes abrieron su juego exponen padrinazgos.

 

El senador Alejandro Armenta Mier va como accesorio de su jefe político, Ricardo Monreal.

 

Lo mismo ocurre con Ignacio Mier Velazco atado al proyecto del canciller Marcelo Ebrard.

 

La pregunta sería saber si los padrinos sacrificarán su propio juego político por los ahijados.

Se nota difícil ante las rutas que adoptarán si no resultan favorecidos. El síndrome del mal perdedor seguro que atacará a todo su organismo.

 

Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México no tiene hoy en Puebla una carta digna de promover. Se ha mantenido al margen respecto a quiénes podrían operar su tema en la entidad.

 

De hecho, a quien sí se ha acercado es al gobernador Luis Miguel Barbosa, pues le comunicó que empezaría este año su presencia en Puebla.

 

El mandatario trae una ventaja respecto a aquellos personajes que ya pretendieron derrotarlo una vez y perdieron: sabe ganar elecciones contra viento y marea.

 

Sacó resultados favorables para el proyecto de la Cuarta Transformación de AMLO y mantiene una relación más que cercana con otro personaje que se ha mencionado como presidenciable, pero tampoco ha dicho que participará: Adán Augusto López, secretario de Gobernación y jefe político del gabinete de Andrés Manuel López Obrador.

 

Barbosa es institucional y esperará los tiempos para hacer suyo al candidato/a presidencial. Sin duda, ahí se volverá factor para sacar adelante la elección federal y, por ende, pondrá su carta sobre la mesa.

 

Aunque los tiempos están más que adelantados, falta todavía un largo recorrido en el que la sucesión presidencial entrará al juego de serpientes y escaleras.

 

About The Author

Related posts