27-06-2022 07:23:53 PM

Lo inédito de la elección BUAP

Por Alejandro Mondragón

 

Tres veces inédita será la sucesión de Alfonso Esparza en la BUAP.

 

Primero, una mujer será la próxima rectora de la máxima casa de estudios. Todos los momios señalan a la doctora Lilia Cedillo.

 

Segundo, por primera vez, el gobernador, en este caso Luis Miguel Barbosa, no mete la mano para palomear o designar al próximo rector. Ni voto, ni veto. Es una tema universitario.

 

Tercero, la comunidad de la BUAP elegirá por voto electrónico, no presencial, a su próxima rectora.

 

El que una mujer ocupe por primera vez el cargo en rectoría representa un paso gigantesco en la lucha de género por ganar espacios de importancia, además de que no proviene de la burocracia dorada o nomenclatura de la BUAP.

 

El que un gobernador resuelva mantenerse al margen del proceso universitario constituye también un cambio real en la forma de hacer política. Hasta antes de Barbosa, todos los mandatarios metieron mano para influir, poner, avalar o vetar rectores y todos aplaudían.

 

Se ve que las cosas cambian y para bien. El barbosismo no ve bien a nadie, porque su mirada no está puesta en el proceso de la BUAP. Así de simple.

 

Y que los universitarios por el voto electrónico definan a su rectora indica una transformación en la forma de hacer política universitaria, cuya transparencia en el proceso dará la legitimidad a la próxima autoridad.

 

El pasado 9 de marzo de este año, le anticipé que una mujer se perfilaba a convertirse en rectora y le puse nombre y apellido: Lilia Cedillo.

 

Todos los caminos conducen hacia ella.

 

La BUAP rompió el pacto patriarcal.

 

About The Author

Related posts