28-10-2021 01:14:26 PM

La crisis de AUDI

Por Alejandro Mondragón

 

La empresa automotriz AUDI ya comenzó a sacar las uñas, luego del retiro de todos aquellos privilegios que recibió del morenovallismo.

 

Para los alemanes había sido un gran negocio, pero para Puebla no. Las arcas estatales ya no resistieron los millones de pesos en “subsidios, ayudas y apoyos” a AUDI, menos en plena pandemia del coronavirus que ha requerido recursos líquidos.

 

La firma germana pretendió cobrársela con despidos de personal, lo que generó una huelga de brazos caídos de los trabajadores que acabó por frenar los recortes.

 

AUDI es cierto que invirtió mil millones de dólares para operar en Puebla, pero también es una realidad que las aportaciones del erario triplicaron, a su favor, lo aportado.

Hasta las casetas de peaje de la autopista se les pagaba con dinero público. AUDI enfrenta hoy una crisis, sí.

 

Los desequilibrios de AUDI no son necesariamente por el retiro de subsidios estatales (exenciones de impuestos, derechos y aprovechamientos, subsidios a la mano de obra, peaje y hasta hospedaje a sus directivos).

 

Su problema mayúsculo se llama Estados Unidos, país que endureció su política de importación de automóviles con el T-MEC para favorecer a su industria.

 

AUDI quiso aprovechar el esquema de integración regional, como la tenía Volkswagen, nada más que con el cambio en las reglas, aún con el plazo de acoplamiento, sufre para vender sus unidades.

 

Los paros técnicos, propiciados por la escasez de semiconductores, en realidad le han permitido no saturar sus inventarios de vehículos que hoy no tienen mercado.

 

Y entonces recurre al esquema de los despidos de personal, amparada en el sufrimiento del retiro de los privilegios que recibió y con los que no operan otras plantas en el mundo.

 

About The Author

Related posts