28-10-2021 05:21:30 AM

La 4T, empresa de Estado

Por Alejandro Mondragón

 

La Cuarta Transformación ya se convirtió en toda una empresa del Estado: La 4T

 

Asumió el control del sector energético, impone precios controlados a la venta de gas, creó bancos del Bienestar, provee medicinas, maneja vacunas, subsidio al campo, la educación, la cultura, además que construye aeropuertos, refinerías y trenes turísticos.

 

Y ahora hasta se mete de lleno al bacheo de calles.

 

Un modelo de Estado como rector de la economía nacional, en la que nadie le compite y menos se rebela a las disposiciones.

 

Tres años bastaron al presidente Andrés Manuel López Obrador para meterse en todas las actividades productivas, bajo la premisa de primero de los pobres, antes que las ganancias del mercado.

 

¿Hasta dónde vamos a parar?

No se sabe con exactitud si en los tres años que restan al sexenio se logre modificar la estrategia, pero por lo visto no.

 

Que le alcance el tiempo será otra cosa, pero cada vez aparecen focos de alerta en los mercados financieros y económicos sobre el rumbo del país.

 

López Obrador a nadie ha engañado. Ha sido consistente con su discurso y con el tiempo viene reemplazando a las fuerzas del mercado, por la fuerza del Estado.

 

La lógica se fundamenta en que todo aquello que está fuera de la 4T es propicio a la corrupción, a frenar su proyecto y, alega: “eso no lo vamos a permitir”.

 

Lo cierto es que el avance del Estado en los ámbitos económicos cada vez es mayor, sin que los opositores reaccionen o los propios empresarios reclamen.

 

La política de subsidios sustituyó a la de inversión pública para el desarrollo, en donde la prioridad es atender los baches que la inseguridad pública que ya se convirtió en un problema de Estado.

 

About The Author

Related posts