21-09-2021 03:41:58 AM

Hilar fino

Por Rocío García Olmedo

Inicia una semana más en la que la Cámara de Diputados actual de mayoría morenista, y continúa siendo omisa, sigue demostrando complicidad, confirma su gran mentira de que “habían aprobado quitar el fuero” y violan lo establecido en la Constitución de la República. El interés superior de la niñez, es lo que menos les ha importado. Desde el mes de abril posponen y posponen el desafuero del diputado poblano Saúl Huerta acusado de violación sexual en contra de menores de edad, por lo que las autoridades judiciales siguen sin poder proceder en su contra a pesar de las pruebas aportadas.

Ahí justamente la importancia de que en la integración de los mandos de estos cuerpos colegiados se atienda para su conformación el Principio de Paridad. Hoy, la Junta de Coordinación Política que es el órgano colegiado de dirección política de la Cámara de Diputados que impulsa los acuerdos y los temas que se debaten, está conformada solo por dos mujeres que son coordinadoras de grupos legislativos de dos partidos políticos (MC y PRD), los restantes seis son hombres (morena, PAN, PRI, PT, PES, PVEM), incluido su presidente.

Lo comento porque seguramente si se hubiese cumplido el principio constitucional de paridad en su conformación, las diputadas mujeres incluidas en la Junta de Coordinación Política por haber sido designadas por sus partidos como coordinadoras de grupos legislativos, hubiesen incidido en apresurar el desafuero del diputado por la gravedad del señalamiento.

Por ello es el momento de observar y señalar que se cumpla con las normativas que obligan atender el Principio de Paridad.

En la Cámara Federal, a pesar de que en la próxima legislatura LXV, habrá 248 mujeres de un total de 500, la mayoría de coordinadores legislativos serán hombres. Morena, PRI, PT y PVEM ya los designaron; el PAN y el PRD pareciera que designarán también a hombres. De MC no se sabe aún.

En Puebla por lo visto en la Junta de Gobierno y Coordinación Política donde se “facilita la construcción de consensos y la gobernabilidad democrática en el Congreso” sólo habrá una mujer, la coordinadora del grupo legislativo del PT, los restantes siete, son hombres; a pesar de que en la LXI legislatura habrá 20 legisladoras mujeres y los restantes 21 serán hombres.

Sólo que el artículo 88 de la Ley Orgánica del Congreso dice que los grupos legislativos  deberán acreditar su formación y designar Coordinador y Vicecoordinador “procurando atender el principio de paridad de género en su designación”. Veremos pronto si los partidos políticos “procuran” hacerlo porque como estas designaciones les corresponden a los partidos políticos, simplemente no designan a mujeres en este que es el órgano plural y colegiado de toma de decisiones al interior del Congreso.

Sin embargo en el siguiente órgano de gobierno en importancia la Mesa Directiva, en donde también toman decisiones; la Ley Orgánica del Congreso de Puebla en el Capítulo I de la preparación e instalación de la Legislatura es muy clara, la fracción I del artículo 27 señala el exhorto a los diputados electos para que elijan la primera Mesa Directiva, “atendiendo el principio de paridad de género en su integración.”

Procurar y atender es muy diferente,  así que deberán cumplirlo.

Mismo principio está previsto para formar las 35 Comisiones y los 5 Comités (fracción I del artículo 44 de la Ley Orgánica del Congreso del Estado de Puebla),  “formar parte de las Comisiones y Comités…atendiendo el principio paridad de género en su integración.” lo que deberá cumplir también la próxima legislatura.

Si bien más mujeres cuantitativamente hablando, no asegura que todas tengan conciencia de género, sí podrían incidir en condiciones de igualdad con sus compañeros hombres integrantes en las mismas comisiones y comités que es justamente donde se estudia, analiza, debate y aprueba en su caso, el trabajo legislativo de cada diputado y diputada y ello abonará en ese hilar fino con el que deberán conducir la ejecución de los acuerdos y los trabajos legislativos.

Poco a poco haciéndolo realidad en todos los órdenes, incluso desde el actuar de cada legislador o legisladora para que todos estos órganos colegiados y plurales se vean representados de manera igualitaria realmente e incidan en la toma de decisiones.

Sólo así podemos continuar hilando fino para adoptar el enfoque de perspectiva de género en todas las áreas del Poder Legislativo y mucho sin duda ayudará a lograrlo, la nueva Unidad de Igualdad de Género que deberá nombrarse en la LXI legislatura del Congreso poblano, de manera que las mujeres estén en todos los órdenes de gobierno tomando decisiones a favor de la igualdad, haciendo cumplir y perfeccionando la normativa que garantiza y protege los derechos de las mujeres y podamos exigir la atención urgente cuando se trate de atender el interés superior de la niñez o de cualquier otro tema, no sólo porque esté ordenado en las diversas normativas, sino por justicia.

 

About The Author

Related posts