13-05-2021 05:21:26 PM

Muñoz Ledo, la conciencia de la 4T

Por Valentín Varillas

 

En estos tiempos de supuesto cambio político en México, un político de la vieja guardia ha tenido que ser quien le aporte algo de congruencia a esta mal llamada Cuarta Transformación de la vida nacional.

Porfirio Muñoz Ledo les recuerda todos los días a los nuevos valores de la vida pública nacional, que no pueden caer en la tentación de cometer los mismos errores y excesos del pasado.

Que en teoría no son lo mismo y que poco a poco, de manera preocupante, se están convirtiendo en lo que por décadas, tanto criticaron.

El primer destello de dignidad que le vimos a Porfirio, tuvo que ver con la intentona de Morena de no respetar los acuerdos sobre la rotación de la Mesa Directiva de la cámara de diputados.

Cuando le tocaba a un panista ejercer la presidencia, el bloque morenista intentó cambiar las reglas y mantener a uno de ellos en la posición.

Muñoz ledo era en ese momento el presidente de la mesa.

Tuvo que renunciar al cargo para que el albazo fracasara y un diputado de Acción Nacional ocupara la posición que por ley le correspondía.

Otra vergüenza legislativa operada por Morena, fue la famosa Ley Bonilla.

Las modificaciones constitucionales votadas por el congreso de Baja California para ampliar de dos a cinco años el período de gobierno de la actual administración estatal, encabezada por Jaime Bonilla, emanado del Movimiento de Regeneración Nacional.  

Pocas veces se ha visto un retroceso semejante en la vida pública del país.

Una salvajada que sienta las bases para la instalación y el fortalecimiento de   cacicazgos locales.

Muñoz Ledo, a diferencia de personajes del círculo íntimo del presidente como Olga Sánchez Cordero, pugnó y cabildeó para que se respetara la duración legal del período de gobierno en ese estado.

Al final, la SCJN evitó semejante barbarie.

Porfirio ha sido un crítico severo antes las medidas que ha tomado el gobierno federal ante la pandemia.

Con argumentos, al margen de filias y fobias, ha declarado públicamente que es un error que López Obrador y el subsecretario López Gatell, la cara visible de la lucha oficial contra el Covid-19, se nieguen al uso del cubrebocas.

También arremetió contra las constantes giras presidenciales a lo largo y ancho del territorio nacional, mientras el llamado a la población era a quedarse en casa.

Recientemente, Muñoz Ledo ha puesto el dedo en la llaga, en los temas que actualmente más le duelen al presidente.

Su Reforma Energética y los riesgos de que se violen acuerdos de altísimo nivel considerados y protocolizados en el nuevo Tratado de Libre Comercio.

El sesgado y manipulado proceso de selección de candidatos de Morena a diversos cargos de elección popular, ordenado desde la oficina principal de Palacio Nacional, dejando en evidencia el servilismo de personajes como Mario Delgado, líder nacional del partido.

Porfirio no está de acuerdo tampoco con el sistemático y obsesivo embate desde el púlpito presidencial en contra de la autoridad electoral.

En su opinión, no existen elementos concretos para dudar de la rectitud en el actuar del INE y sí una serie de caprichos y demandas, tanto del presidente como del partido en el gobierno, que violan flagrantemente lo estipulado en la ley electoral.

Y al final, claro, la cereza del pastel.

El activismo que ha realizado Muñoz Ledo, para evitar que en los hechos se aplique aquel controvertido transitorio que le permite al ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, extender su permanencia en el cargo por dos años más.

El todavía diputado no ha tenido ningún empacho en calificar a lo aprobado por el Senado como una de las más grandes violaciones a la Constitución en la historia moderna del país.

Por todo esto, Porfirio Muñoz Ledo ha pasado de ser, en la óptica oficial, de un “valioso activo” de la 4T a uno de los más indeseables enemigos del régimen.

¿Su gran pecado?- recordarles una y otra vez a quienes son parte de la actual élite en el poder, que el Movimiento de Regeneración Nacional nació para combatir aquellos abusos y el autoritarismo que criticaron desde la oposición, pero que están ensayando al pie de la letra como gobierno.

About The Author

Related posts