23-04-2021 10:09:29 AM

Nadie trabaja para evitar el deterioro de las policías.

Por Guillermo Alberto Hidalgo Viguera

     Es increíble, el poco interés que se le pone a las instituciones policiales locales, a no ser por unas cuantas autoridades y mandos, por un lado tenemos la pandemia que a todos nos esta perjudicando, pero otros, por si no se ha dado cuenta y como dicen por ahí, “les cayo como anillo al dedo” ya que les ha servido y les esta sirviendo de cortina de humo para poder ocultar sus desaciertos, tarugadas y en muchos casos, como en el municipio de Puebla, para ocultar la ignorancia y nula experiencia que tiene la Pequeña e ignorante Lulú. Misma que si no fuera por los lazos y relaciones poco claras que tiene en el municipio ya no estaría ahí. (de hecho, nunca hubiera llegado)

    Me explico, tenemos tres ordenes de gobierno en nuestro país y en los tres órdenes hay problemas diferentes en forma, pero no en fondo, pero, a fin de cuentas, inciden en la misma cuestión “nuestra seguridad, o la falta de ella”

    Primero, En el orden Federal, como todos lo sabemos se volvió a descubrir el hilo negro como cada sexenio, y se inventan policías nuevas como sacadas de la chistera de un mago de quinta y si no me cree usted, o es un fanático y enfermo que reniega de la realidad, revise cuantas veces han desaparecido a las Policías Federales y aparecido nuevas en las mismas, las han unido o separado y lo que es peor, ahora se desintegra de alguna manera la institución mas noble y creíble de nuestra nación “El Ejército Mexicano”.

    Un ejército noble, del pueblo, emanado del pueblo y mismo que siempre ha servido al pueblo, pero además, nunca sabe decir que “no” cuanto la emergencia, el desastre, desgracia o necesidad se asoma, actúan en auxilio de la nación y su ciudadanía aún a costa de la vida de sus integrantes, ahora, es dividido para inmersarlo en una labor para la que no fue creado, pero que como siempre de todas formas le atora, y esto con la creación de la famosa “Guardia Nacional” misma que se tiene que trabajar mucho para que verdaderamente pueda dar los frutos que de ella se esperan, en esto hoy por hoy debemos ocuparnos todos.

    Segundo. El orden estatal, ya que al igual que en toda la república, pocas son las autoridades que se preocupan de ellos, a fin de que tengan una capacitación real y supervisada, que además pueda ser constante y actualizada, al menos en nuestro estado no se da el caso, dicho por los propios integrantes de los diferentes cuerpos policiales que se sienten olvidados y poco atendidos, si no, vea usted los tristes resultados que se dan, si acaso empiezan en la Fiscalía del Estado a reorganizarse, pues después de un montón de cambios que en poco abonan.

Resulta de nuevamente se encuentra en entredicho las instituciones policiales del Estado, a pesar del interés del Propio ejecutivo, y es que en gran parte el problema es que se sigue creyendo que importando mandos de otros lares, las cosas se compondrán, despreciando la gran calidad y entrega del policía poblano, al menos los actuales mandos recién entrados, aparte de ser policías de carrera ya tienen un espacio de tiempo muy aceptable para dar excelentes resultados, esperemos que a la brevedad se ofrezca la seriedad y apoyo real que deben de tener, para que de esta forma, nuestros policías estén al cien y la ciudadanía reciba los resultados que espera.

    Y en Tercer punto (que no lugar) tenemos el orden Municipal que mucho da a desear en nuestro estado y sobre todo en Puebla Capital, que si bien ha funcionado esa policía, es por dos o tres precisiones, la primera de ellas es porque es una “Institución Religiosa”…si leyó usted bien, es una institución religiosa, por que sólo Dios sabe como funciona, en segunda, por que la “Avestruz de la Pequeña e Inútil Lulú” además de sus inventos de raras enfermedades, que por supuesto se atiende a costa no se de quien en pequeños hospitales como el Ángeles de Puebla, (no le ha de tener confianza ni al ISSTEP ni al IMSS quienes la deberían de atender, ella sigue escondida dejando que sus achichincles hagan y deshagan sin ton ni son, entre estos sus extraños nexos con un tal Ruiseco, que se dice ingeniero y asesor experto en seguridad (creo que ahora vende camaritas y cosas así a los municipios) y que bien le ha ido económicamente con sus negocios tras bambalinas con su protectora, a la vez protegida de la presidenta. comprando resultados y con números más maquillados que un artista de ópera.

    Otra de las causas por las cuales usted puede entender que la policía municipal funciona, es por el apoyo que recibe del Estado Por órdenes del Gobernados Miguel Barbosa, que a la manera de Amadeo Lara Terron (quien resulta que ahora es Juez de lo Familiar en su natal Estado de México hasta que su socio lo vuelva a llamar) en la época de Eduardo Rivera en el morenovallismo, mismo que de nueva cuenta quiere ser presidente, pero que deberá de dejar esos lastres para que la gente le crea y quien también salió beneficiado por que, por las tonterías de su protegido, la policía estatal tenía que resolverle la tarea. Hoy el Gobernador Barbosa tiene que estarles resolviendo sus barrabasadas a la inútil Lulu de la misma manera que antaño.

    Lo dicho, a no ser por algunos de sus mandos que tienen probada experiencia, podríamos sacar las tonterías que su mando mayor ha hecho, y no lo digo solo yo sino todos los medios desde su llegada.

    En fin, que si usted se da cuenta el policía en los 3 ordenes de gobierno, de verdad esta afectado, cansado, desatendido y nulamente reconocido en su esfuerzo, ni siquiera están previstos para ser vacunados en el plan de atención en el orden nacional, a fin de ser protegidos por el terrible mal de la pandemia de COVIT19,

    Pues aún con todo y lo anterior, los elementos que aman a su entidad y su nación, ellos que se entregan a la ciudadanía, ahí están, no se rajan para servirle a todos, apoyémosles, pero no con aplausos, ni lastima, apoyémosles, reconociéndolos, protegiéndolos, mejorándolos en sus vidas para que hagan su trabajo con las herramientas necesarias, pero sobre todo con mandos emanados de las filas policiales que sepan y trabajen con ellos por el país, y no traigan a hacerse ricos a sus familiares y amigos, seamos uno con los policías, para que ellos sean uno con nosotros…

 

¿O no?

Juzgue Usted

 

 

About The Author

Related posts