20-01-2021 05:01:34 PM

El otro dictamen del helicopterazo

Por Alejandro Mondragón

 

La alianza opositora en Puebla, particularmente el PAN, revivirá el legado de Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso en esta campaña electoral.

 

El propósito es apelar a la memoria sobre la transformación que hicieron de Puebla, sin aludir a su elevado costo y modelo de negocio para unos cuántos, claro.

 

Y el tema del helicopterazo les cae como “anillo al dedo”. En el segundo aniversario de la muerte, el PAN con su líder nacional incluido, Marko Cortés, sembraron dudas sobre el dictamen final, presentado en marzo del 2020 por parte del gobierno federal.

 

La detención de empleados de la empresa Rotor Flight Services, como responsables de las fallas mecánicas de la aeronave en la que volaban la exgobernadora y exsenador también ha servido para apuntalar el eje de la campaña panista, pues pretenden endosar un sabotaje que no existió.

 

La captura de cuatro empleados es consecuencia del dictamen final de la SCT que da vista a la Fiscalía General de la República y Fiscalía General de Puebla para que proceda contra los responsables de permitir que el helicóptero volara, cuando tenía que haberse quedado en tierra.

Los panistas, perredistas y algunos priistas restan credibilidad al dictamen final del gobierno federal. Mantienen, sin pruebas, la postura que se trató de un atentado y eso lo pretenden explotar en la campaña.

 

En el gobierno federal y entre la cúpula panista y empresarial se sabe de la existencia de otro dictamen, hecho por un despacho especialista en aeronáutica con sede en Nueva York.

 

Las conclusiones son idénticas a las que presentó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes: una falla mecánica alteró el vuelo. El helicóptero registraba fallas y tenía que quedarse en tierra.

 

Lo relevante es quién contrató a ese despacho para ofrecer su dictamen paralelo ante las dudas que generó la caída de la aeronave y el dolor que le causó.

 

Sí, Rafael Moreno Valle Suárez, padre del exsenador Rafael Moreno Valle Rosas y suegro de la exgobernadora Martha Érika Alonso, pagó de su bolsillo ese dictamen que coincide plenamente con las conclusiones de la SCT.

 

La familia ya cerró ese capítulo que ahora pretenden reabrir electoralmente aquellos a los que Rafael y Martha Érika pusieron donde están hoy.

 

La estrategia opositora caerá. También le fallan los tornillos a sus autores.

 

About The Author

Related posts