28-05-2020 06:32:24 AM

Una politizada pandemia. Y lo que falta.

Por Rodolfo Rivera

Después de ver el mensaje que dio ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador, con motivo de su “Informe” (trimestral) y ver la reacción de sus críticos, opositores partidistas y opinólogos profesionales (que fuera de ahí nadie los pela) en el moderno ágora que ahora son las redes sociales, me queda claro que en México la peor epidemia es la politización de los problemas.

Efectivamente, el grupo que no votó por López Obrador ha estado muy activo en esas redes. Es natural y hasta lógico. Una tercera parte de los votantes NO sufragó por la propuesta del tabasqueño. Y seguramente ha crecido un poco también con los “arrepentidos” (esos que juraban que hacía falta un cambio, pero que ahora juran que ellos no lo decían).

Pero ver absolutamente todo malo en lo que ayer dijo, es como cuando veían absolutamente todo malo en lo que hacía Enrique Peña Nieto (y ahora hasta lo añoran). La maldita polarización ha causado demasiados estragos en este país. Pero es lo que hay.

No entiendo por qué les “extraña” que ayer el Presidente haya dado un “Informe” si eso era lo que dijo que haría una y mil veces en días anteriores. Dijo que iba a dar su Informe y eso hizo. Expuso lo que ha hecho (cierto o no, estemos de acuerdo con él o no) y el dinero que ha invertido en ello.

Días antes, medio mundo decía (Denisse Dresser, y no pocos analistas muy estudiados) que lo que hacía falta eran más “políticas keynesianas” (más inversión estatal en todos los rubros para dar empleos y con ello darle movilidad a la Economía de un país… John Maynard Keynes, economista inglés en cuyas tesis se basó el plan de Roosevelt –el famoso New Deal- para revivir la economía norteamericana posterior a la gran Depresión de 1929-30) para sacar al país de la crisis económica que atraviesa por el coronavirus.

Y bueno, además de su Informe… ESO fue lo que ayer propuso López Obrador: Cientos de miles de millones de pesos en más inversión pública en el sector energético, en infraestructura, trabajo a Doctores en el Sector Salud, trabajo a campesino con el “Sembrando Vida”, trabajo a Ninis con lo de la capacitación en empresas y un largo etcétera.

Además reiteró que repartirá miles de millones de pesos a los adultos mayores, a los jóvenes estudiantes y a todos los que no cuentan con seguro de ningún tipo.

Que el gobierno le meterá miles de millones de pesos a la economía en obras y apoyos sociales.

No. No anunció que perdonará el IVA o el ISR u otros impuestos a los empresarios. Pero sí que habrá otros miles de millones para créditos y apoyos a pequeñas y medianas empresas.

Y eso es justamente keynesianismo puro y llano.

Ese que odian los empresarios (seguidores de Luis Pazos) “porque las empresas las debe abrir el sector privado y bla bla bla” … hasta que el maldito gobierno les otorga que hagan esa perversa obra pública, los contrata para esos malditos servicios o les propone que ellos le entren al malvado negocio energético. Ahí sí se les olvida Luis Pazos.

Pero seamos honestos.

Por favor, hubiera dicho lo que hubiera dicho, sus críticos y opositores de todos modos NO hubieran estado de acuerdo. Dirían que serían pocos los apoyos fiscales (siempre quieren todo, que no haya impuestos, Luis Pazos dixit), por ejemplo. Dirían que miente. Dirían que faltaron recursos para los empresarios… y otro largo etcétera.

Naturalmente y por todo ello ayer lo crucificaron en redes sociales. Querían escuchar que habrá cientos de miles de muertos, que no hay sistema de salud que lo aguante, que nos vamos a morir todos, que se ocultan datos y que el virus fue creado en China por un científico loco para quitarle el liderato económico a U.S.A. y toooodo lo que leen con avidez y reproducen y difunden exactamente todos esos mismos críticos y “expertos” que se cuentan por centenas en twitter sobre todo.

Ahora resulta que los que odian a López Obrador admiran a un dictadorzuelo como Vladimir Putin, que agarra a madrazos a cualquier opositor, sea hombre o mujer, cuando puede y donde puede, y que se ha relegido las veces que ha querido. Neta, de locos la postura de los sabios twitteros.

Pero volvamos al tema original.

¿Le funcionará al Presidente esa estrategia de apoyo a los pobres y mucha inversión estatal para que haya empleos y con ello paliar la tremenda crisis del Coronavirus?

Porque eso fue lo que dijo ayer. Que está confiado en que se saldrá de esta crisis y que sí habrá apoyos para los más pobres. Y en esos están todos los que han perdido el empleo, los que cerraron o cerrarán su negocito, los informales, los de por sí desempleados y muchos más. Esa es la situación de la crisis del Coronavirus en el momento actual.

No lo sé. En primera no sabemos cuánto durará efectivamente la emergencia. Nadie, mucho menos los opinólogos que se creen expertos epidemiólogos hoy, sabe a ciencia cierta qué pueda venir. Los pesimistas dicen que nos pasará como a Italia o España o a Estados Unidos. Los optimistas dicen que no vamos tan mal en comparación como ellos estuvieron en los mismos días posteriores de haber aparecido el primer caso.

Los realistas decidimos que quién sabe. Que ojalá funcionen las estrategias que SÍ se nos han propuesto (no impuesto aún) por parte de los expertos en Salud del Gobierno Federal (destacando siempre el Sub Secretario Hugo López Gatell, quien desde mi punto de vista ha hecho un muy buen papel como funcionarios él sí, experto en el tema).

Sí ya sé. Los críticos dicen y seguirán diciendo que absolutamente todo lo que ha hecho el gobierno federal está mal. Pero reitero, es más por una postura política y/o partidista que por basarse en la realidad en forma objetiva.

Así que sinceramente, yo propongo a todos los que hoy están desesperados y ayer gritaban su rabia porque López Obrador no dijo lo que ellos querían escuchar… que no voten por el/la candidato (a) que lance su partido en 2024 y sus candidatos (as) en 2021. Punto. No sufran más. Castíguenlo con su voto.

Si toda su propuesta es una barbaridad, no sabe gobernar, es un pobre inepto, maldito insolente y este país se va a la quiebra… pues qué mejor para todos sus opositores y enemigos acérrimos. Perderá irremediablemente la elección su partido y sus candidatos y un personaje de sus preferencias llegará a ser Presidente y seguramente compondrá lo que quede del país y todos serán felices en el México pos COVID-19 y pos AMLO.

Pero les comento también. Si las cosas medio le funcionan a AMLO, la crisis no se dispara negativamente en cuanto a muertes y no colapsa nuestro sistema de salud, las proyecciones y recomendaciones que ha hecho López Gatell se van cumpliendo… todos esos millones de habitantes de este país, que son la mayoría, que son esos más de 60 o 70 millones de mexicanos que sí les va a servir los apoyos multimillonarios que promete el Presidente… créanme, capaz que hasta no le va mal electoralmente a sus propuestas.

Perdón. Mi análisis se centra en los que votaron y los que no votaron por AMLO. Y los que no votarán y sí votarán por sus propuestas partidistas en la próxima elección.

¿Perverso e insensible ante la terrible emergencia? Sí. Es exactamente el análisis político-partidista en el que todos están inmersos sin darse cuenta en las redes sociales.

Servidos.

About The Author

Related posts