28-02-2020 02:11:06 AM

Monreal

Por Jesús Manuel Hernández

 

Aparte de la polémica por la carencia de medicinas, a los morenistas les está empezando a mover el tema de la sucesión presidencial de 2024.

MORENA enfrentará así su segunda elección presidencial a 10 años de su fundación. Las diversas corrientes al interior toman rumbo muy temprano.

Tal es el caso del senador Ricardo Monreal, aplicado en el tema y quien hace unos días estuvo en Puebla so pretexto de presentar un libro con una concurrencia poco observada en los últimos tiempos.

Desde el gobernador Miguel Barbosa hasta el legislador disidente José Juan Espinosa se sumaron a la recepción donde Monreal se mostró como lo que sería de candidato presidencial.

Reuniones con el arzobispo, con la Presidenta Municipal y con empresarios que en otros tiempos estuvieron apoyando a gobiernos priístas como el de Mario Marín.

Qué significaría la candidatura de Ricardo Monreal. Sin duda constituye la única forma, hasta el momento conocida de retener el poder al margen de las divisiones internas de MORENA donde reina la división y los “ismos”.

Además, ideológicamente, Monreal representa a una tercera vía, no radical de izquierda, crítico del priísmo neoliberal, concurrente a los espacios contrarios a Carlos Salinas, desde tiempos de Manuel Camacho Solís, quizá uno de sus principales maestros.

Sus cercanos colaboradores saben de su religiosidad, no evangelista, de ahí su petición a convivir de forma privada con Don Víctor Espinosa.

Y la presencia de Alejandro Armenta tampoco es un hecho despreciable. Después de su intento por bloquear la candidatura de Miguel Barbosa, el senador se salpica de los deseos de Monreal, quien, queriéndolo o no, acaba de presentarlo como fuerte candidato por Puebla.

Un sólo hecho fue necesario para empezar con especulaciones y dividir a los miembros de MORENA en sus intenciones de formar grupo para el futuro inmediato.

Pero, antes del 2024, está el 2021. Antes de asegurar la candidatura presidencial de Monreal, habrá que retener el poder en el 2021 y los pronósticos no están precisamente a favor de ello.

O por lo menos, así me lo parece.

About The Author

Related posts