14-11-2019 10:48:08 AM

Las traiciones de Rincón a Elba Esther

Por Valentín Varillas

 

Como homenaje a quien fuera su ahijado político, además de su más avezado alumno, Rafael Moreno Valle, Elba Esther Gordillo decidió sacar del desamparo político a Mario Rincón González integrándolo a las Redes Sociales Progresistas.

Sin ningún mérito de por medio y simplemente por haber sido parte del grupo cercano al ex gobernador de Puebla, le obsequió importantes cargos en las delegaciones nacionales de Veracruz y Puebla.

Rincón devolvió semejantes cortesías, ayudando a la génesis de un movimiento interno, que busca arrebatarle a “la maestra” el control de la organización, justo cuando está a punto de cumplir con los requisito de ley necesarios para convertirse en partido político nacional.

Traición al más alto nivel.

Seducido por el canto de otra traidora “sirena”, Juan Enrique Peña Neder, Rincón creyó que desbancando al elbismo de las Redes, iba a poder escalar a un lugar de privilegio dentro de la estructura, sin haber contribuido jamás, ni a su creación, ni a su fortalecimiento.

Una auténtica lotería.

Lástima que de éstas no haya muchas en la política.

Rincón González lo debería de saber mejor que muchos, después del giro radical que ha dado su vida en lo público en el último año.

Hoy, ambos están prácticamente fuera de las Redes, una vez que se demostrara que llevaron a cabo acciones de maltrato a liderazgos regionales y que intentaron vender candidaturas a futuro, en todo el país, una vez que se concretara el inminente registro que la asociación obtendrá.

Por sus fuertes nexos con Veracruz, Mario Rincón fue elegido por Moreno Valle como su enlace con Javier Duarte, con quien operó la elección del 2012 a favor de Enrique Peña Nieto y juntos, llevaron las riendas el proceso de renovación de la dirigencia estatal del PAN en ese estado.

Una oposición tibia a Duarte por un lado y un estado más que en teoría iba a sumar Moreno Valle en su estrategia de hacerse del control absoluto de Acción Nacional.

Duarte y Elba Esther estaban unidos por su odio común a Miguel Ángel Yunes Linares, un discípulo de la maestra que había terminado convirtiéndose en uno de sus peores enemigos.

Para nadie era un secreto la alianza Duarte-RMV.

El círculo se cerró todavía más para Rincón, cuando la esposa de Duarte de Ochoa, Karime Macías, se convirtió en “discípula” de su suegra, Irma Azomoza, en cursos de psicología positiva.

De ahí, juran los enterados, salió aquel famosísimo mantra, el favorito de la ex primera dama y que se centraba en repetir obsesivamente el merecimiento de abundancia.

Una vez que se dio la detención de Elba Esther, Moreno Valle se vio obligado a guardar públicamente una prudente distancia con Gordillo, por el amarre político y económico que tenía ya con el entonces presidente, Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, nunca rompió la relación.

Luis Maldonado Venegas, recibió el encargo de Rafael de mantener una comunicación constante con la maestra y su gente y de abonar a cumplir con cualquier necesidad que pudiera tener durante su encarcelamiento.

Y cumplió a cabalidad.

Precisamente por esto, decidió integrar a Rincón a las Redes.

¿Qué pensaría Moreno Valle de la descarada traición de su alfil?

¿Hubiera estado de acuerdo?

Yo creo que se volvería a morir.

Claro, después de vomitar.

 

About The Author

Related posts