CNTE: bomba de tiempo

Por Valentín Varillas

 

Enrique Peña Nieto utilizó a gobernadores incondicionales a él, para la operación con el ala disidente del magisterio y evitar que las manifestaciones y disturbios que se daban por la aprobación de la Reforma Educativa paralizaran al país.

Eruviel Ávila y Rafael Moreno Valle fueron fundamentales en esta estrategia.

Por la situación geográfica de los estados que gobernaban, era importante contener las protestas e impedir así que las estampas de violencia que ya se daban en Oaxaca, Guerrero y Michoacán, fueran a “contaminar” la zona centro de la República y llegaran inclusive a la capital.

Para eso hubo que echar mano de recursos: muchos.

En Puebla, por ejemplo, se entregó un número atípico de plazas a personal de apoyo a la educación y se amarró a la disidencia magisterial para evitar desmanes.

A los ya de por sí aliados en el SNTE se les premió con importantes mejoras en salarios y prestaciones.

Todo, con cargo al erario estatal.

A cambio, el gobierno federal supo agradecer con creces semejantes favores, operando para que Puebla disfrutara de partidas presupuestales históricas.

De esta manera, la millonaria contención tuvo como resultado final que la sangre no llegara al río.

Hace un par de días, el sector del magisterio que considera que la reforma peñista en materia educativa sigue viva ya levantó la mano.

Su nivel de beligerancia, además de su capacidad de movilización y desestabilización permanecen intactos.

¿Cómo la va a jugar la 4T?

¿Quién o quiénes serán ahora los operadores?

¿Habrá estrategia o le apostará el presidente a su “carisma” y capacidad de convencimiento para resolver el tema?

Bajo una lógica de contención del gasto público y en una época de supuesta austeridad republicana, se ve muy complicado que López Obrador vaya a destinar millonarias cantidades de dinero para tener tranquilos a los “educadores” de nuestras futuras generaciones.

De entrada, ya les echó la bolita a los mandatarios estatales al ofrecerles mesas de diálogo “directas” con ellos, a celebrarse en las distintas entidades federativas.

¿Les dará canicas para negociar o los dejará morir solos?

Ya sabe usted que hoy más que nunca pesa aquella máxima que reza : “amistad que no se refleja en el presupuesto…vale para dos cosas”.

About The Author

Related posts