Morena ganó (y ganaría) por desprestigio de los otros…

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

En los últimos días y semanas he escuchado y leído una gran cantidad de críticas a los gobernantes emanados del partido del Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocido como MORENA (nombre que hábilmente diseñó López Obrador hace unos años y conquistó el imaginario colectivo mexicano).

Algunas de estas críticas y no pocos ataques tienen algo de razón y otras no tanto. Las primeras porque –como he apuntado aquí mismo ya- efectivamente ha habido temas innecesarios de desgaste por parte del nuevo grupo en los gobiernos… pero las segundas lo son porque ni siquiera ha tomado posesión el nuevo Presidente de la República.

La verdad creo que era natural que así sucediera. MORENA y sus candidatos arrasaron electoralmente y todos los demás partidos que no fueron en su alianza quedaron primero sorprendidos y ahora muy enojados de que así ocurrió.

No pocos panistas y priístas escriben y exclaman feroces críticas contra los que han llegado al poder, incluso le reclaman a la sociedad que “haya votado por esos locos”, pero carecen de un serio examen de conciencia de lo que ha sido su comportamiento los últimos diez o quince años.

La gente votó mayoritariamente por López Obrador y en cascada por los candidatos de MORENA porque el líder y todos los demás se dedicaron simplemente a recordarle a la gente los abusos, corruptelas, ineficacias, escándalos y demás lindezas de los regímenes priístas y panistas a nivel nacional y local en cada Estado. Punto.

 

Ni siquiera tuvieron que diseñar grandes estrategias electorales o discursivas… los de MORENA con toda simpleza y lógica les recordaron una y otra vez a los votantes que el PRI y sus gobiernos fueron y son corruptos y que los del PAN son hipócritas (corruptos también, vaya) e ineficientes por donde se les mire.

Entonces, es natural que priístas y panistas ahora sean tenaces críticos de todo lo que hace y diga López Obrador. Y todo lo que hagan o dejen de hacer los nuevos gobiernos estatales y municipales de MORENA. Vaya, les dolió perder, sería absurdo que no lo hicieran.

Pero en algunos casos como en… Puebla, da un poco de risa las críticas tan puntuales y feroces que se hacen contra los nuevos gobiernos morenos.

Por ejemplo el tema de la inseguridad en Puebla.

Medio mundo ataca y se queja de que la Presidenta Municipal de la capital (y en otros Municipios ocurre exactamente igual) “es incapaz” y que “no puede con el paquete” y que “sigue la maldita inseguridad en las calles”… a tres semanas y media de que tomó el cargo. Sin recordar mañosamente que durante los últimos dos gobiernos estatales (PANISTAS, más de ocho años) la inseguridad creció complacientemente a niveles insospechados y que las bandas del crimen organizado se apoderaron del Estado y de la capital y que tardará años desterrarlos… con una buena dosis de violencia y sangre, desgraciadamente.

Y lo peor es que muchas de las críticas provienen de militantes de… ¡MORENA!, enojados porque no son del grupo de la nueva Alcaldesa (los de MORENA en Puebla están divididos en cinco o seis grupos que se aborrecen entre sí…normal en la izquierda mexicana y poblana) o bien porque no fueron tomados en cuenta para algún hueso municipal. Normal también. ¿Quieres encontrar a un feroz crítico o a un periodista tremendo en ataques? Búscale ausencia de chamba o convenio. Binomios indisolubles. Desde luego hay honrosas excepciones, pero éstas confirman la regla.

Y por supuesto lo anterior no significa que los nuevos gobernantes tengan un cheque en blanco y sin fecha de caducidad para dar resultados. Obvio no. Tienen que ponerse las pilas y atacar los problemas que tanto denunciaron en las campañas. Ya lo dije aquí mismo hace poco: El pretexto de que todo está tan mal que no se puede solucionar, solo durará un poco de tiempo. Jamás todo el tiempo.

Pero volviendo al tema original y analizando el ambiente ante un posible fallo de las autoridades electorales federales para que se anule la elección y haya repetición de comicios en Puebla… ¿los poblanos por qué partido votarían?

¿En menos de cinco meses desde el 1 de julio y en menos de un mes desde el 15 de octubre, ya se hartaron de los gobernantes de MORENA y los castigarán volviendo a votar masivamente por panistas y priístas porque ellos sí sabían “gobernar”?

Lamento desilusionar a los críticos, pero creo que no.

El brutal desprestigio del PRI y sus integrantes durará varios años. Justa o injustamente (porque conozco priístas bien intencionados y hasta honrados ¡¿?!) pero es un hecho que el PRI se volvió un partido de la chiquillada y tardará mucho en que regrese por fueros perdidos. Quizás cambie de nombre y hasta de colores cuando haya nueva dirigencia nacional, acuérdense, y será un partidito más con alguna fuerza local. Jamás el partidazo de la caduca Revolución Mexicana.

Y el PAN. Aaaay el PAN.

Ni sus mismos miembros creen que sea el partido que durante décadas asumió la oposición cívica e inteligente que desbancó al PRI en el año 2000. Sus dos Presidentes de la República se han largado del partido y Calderón está por fundar uno nuevo, hastiado de que un nuevo grupo controla y manipula las votaciones internas… igualito que él lo hizo cuando fue Presidente e impuso dirigentes una y otra vez.

El PAN quizás se reorganice a nivel nacional, pero le costará años y mucho trabajo.

Y en Puebla el PAN quedó demasiado desprestigiado por los excesos del morenovallismo, quien sigue manipulando todo para controlarlo.

La gente, por todo lo anterior, votó masivamente contra el PRI y el PAN el 1 de julio. Y quiso probar a MORENA. No se hagan.

Y al menos en una repetición de la elección en Puebla, la mayoría de poblanos seguirían votando por… MORENA. Está medido y re-medido.

Que sus candidatos no eran conocidos, sí. Que López Obrador fue el gran jalador del voto a favor de todos los candidatos de MORENA, sí. Que en una nueva elección ya no existirá AMLO en esa boleta, sí. Que los nuevos gobiernos apenas se están medio organizando y no pueden con el desorden dejado por sus antecesores, sí. Que, que, que, que…. Todo lo que sabemos.

Pero hoy la gente volvería a votar por MORENA en una nueva elección estatal, de darse (algunos aseguran que así será). Esa es la realidad. Triste y molesto para priístas y panistas (los demás partidos son comparsa), pero así es.

Lo sé, lo saben… lo sabemos.

Sigue el terrible tic-tac.

About The Author

Related posts