30-11-2021 09:44:58 AM

El PRI revalora Puebla

Por: Valentín Varillas

El sábado próximo estará en la capital del estado el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Juran que será una visita diferente, muy diferente a la que realizó aquel 5 de abril, cuando la candidata de su partido, Blanca Alcalá, presentó su visión de estado.

En teoría, veremos a un Manlio Fabio optimista, incendiario, echado para adelante, confrontador, crítico demoledor, que no escatimará en el discurso ataques a gobernador Moreno Valle.

El cambio, aseguran, se debe al nuevo valor estratégico que ha adquirido Puebla en el presupuesto electoral del tricolor para este 2016.

Números recientes llegados a la oficina del CEN, muestran por ejemplo que la elección en Veracruz está perdida ya.

Beltrones acompaña a Blanca

Que no hay nada que hacer ni siquiera echando mano de la inteligencia oficial para intervenir conversaciones privadas de Miguel Ángel Yunes y familia.

Que no alcanza con la tunda mediática nacional que se ha generado en contra del candidato del PAN.

El desprestigio del gobernador Javier Duarte es monumental y no ayuda la gris campaña que ha llevado a cabo el otro Yunes: el priista Héctor.

En Oaxaca, el panorama ya no es tan optimista como lo era antes.

Alejandro Murat ha dilapidado , en tiempo récord, una ventaja de más de 14 puntos, cerrando la contienda a apenas cuatro cuando faltan 6 semanas para la elección.

La caída en picada muestra una tendencia irreversible.

Muy tarde, los estrategas de la campaña priista en ese estado se dieron cuenta de que el apellido de su candidato no ayuda, al contrario, es una pesada carga que aniquila la intención de voto a su favor.

En una acción desesperada, como lo publicaba ayer el portal AnimalPolítico.com, los brillantes asesores decidieron eliminar el “Murat” de la propaganda y publicidad oficiales, dejando únicamente el Alejandro, como estrategia para intentar detonar la desmemoria popular y evitar que se acumulen los negativos que naturalmente le da la herencia paterna.

Y entonces, en ese contexto, quedaría Puebla.

De acuerdo con los siempre herméticos números del partido, la candidata Blanca Alcalá muestra una franca tendencia a la alza.

La encuesta publicada por los diarios El Sol de México y El Sol de Puebla, realizada por la empresa De Las Heras-Demotecnia, confirmaría lo anterior.

Es cierto que ese ejercicio muestra que el candidato del PAN está arriba por 6 puntos con respecto a la priista.

Sin embargo, la diferencia al principio de la campaña era de más de 12 %, situación que ha detonado el optimismo tricolor.

Una victoria aquí salvaría en parte un año que ya en plenas campañas luce complicado y que en el papel rebosaba optimismo.

La derrota poblana sería el último clavo en el ataúd político de Beltrones, quien se siente con los tamaños suficientes no sólo para seguir vigente en las grandes ligas de la política nacional, sino para ser considerado en la lista de “presidenciables”.

Además, perdiendo la mayoría de los estados que aportan una buena cantidad de votos al padrón nacional, el PRI complicaría seriamente las posibilidades de repetir al frente del gobierno federal en el 2018, lo que significaría una auténtica catástrofe para el actual grupo en el poder.

Por más pactos y amarres que puedan darse, al final, nada como jalar con uno de casa.

¿No cree?

okvale

About The Author

Related posts