EL PRD poblano, entre el abismo y el ninguneo

Por: Juan Manuel Mecinas

¿Qué busca el PRD en la elección del 5 de junio en Puebla? No piensa ganar, sino impedir que triunfe un proyecto en el que apenas antier creían y al cual se entregaron hace seis años. Su propuesta es obstaculizar el arribo de Gali como sucesor del gobernador; ni más ni menos.

El drama perredista en Puebla no puede ser mayor. Si la intención de sus dirigentes era verse ninguneados, hicieron su tarea de manera adecuada hace seis años y durante los cinco posteriores a la elección de Moreno Valle como gobernador. Si su intención es buscar el abismo con tal de que su contrincante no tenga éxito, están haciendo lo correcto.

Lo único cierto es que en cualquiera de los dos escenarios, el PRD ha perdido simpatizantes. Busca deslindarse del PRI, del PAN y de Morena, pero marcar las diferencias no es suficiente para gobernar ni para ser oposición. La oposición sin propuesta es mero obcecamiento; una campaña sin proyecto, sin discurso, sin ánimo constructivo, es también una negación del derecho del electorado a tener una opción política real más allá de los gritos y sombrerazos. Una apuesta por la nada política.

La estrategia de impedir la continuación de un proyecto es válida, aunque es vacua. Pedir el voto solo porque el otro es peor, no tiene sentido porque carece de oferta política. Gali puede ser el delfín, su exjefe puede ser la reencarnación de Atila, pero eso expresa un solo argumento a favor de la candidatura de Roxana Luna.

No obstante, algunos se preguntarán ¿Por qué querían el gobernador y Gali una alianza con el PRD que vale tan poco? Hay tres factores que explican la truncada aspiración aliancista:

  1. El voto duro. El PRD vale poco, pero vale. Puede ser del 3% ó 5%, pero en una elección cerrada (como puede llegar a ser la elección de junio próximo) los votos que aporta pueden ser decisivos.
  2. Por la poco o mucha estructura y los minutos de propaganda electoral que hubiera sumado el PRD a la alianza. Pocos, sin duda, pero su valor se percibe en su ausencia.
  3. El más importante de los factores: porque era un paso importante para seguir demostrando que las alianzas vencen al PRI. Bajo esa sombrilla, en 2018 ese mismo método tendría en Moreno Valle un abanderado para competir por la presidencia, con un historial exitoso en las alianzas entre derecha e izquierda. La razón de peso para el morenovallismo no era 2016, sino 2018.

Una vez que Roxana Luna ha sido designada como candidata, el PRD buscará soportar el embate de Morena, pero ahora sin el apoyo de la estructura morenovallista y sin el arrastre (mayor o menor) de Gali. Y ese es quid del problema perredista, ya que luce desdibujado (más que en ocasiones anteriores), después de cinco años de obediencia servicial a Moreno Valle.

Morena no le pisa las talones al PRD en Puebla, sino que la preferencia en intención de voto muestra que el partido de López Obrador probablemente duplicará en votos al partido de Roxana Luna. La disyuntiva no es fácil para el PRD: pierden el partido centrándose en Gali o tratan de salvar el titanic perredista que parece que chocará contra el iceberg loperobradorista.

Las causas del aluvión que se avecina para el PRD no habrá que buscarlas en la actual dirigencia nacional ni en la candidata, Roxana Luna, quien se presenta como Robin Hood en un bosque desconocido a menos de tres meses de la elección. El principal responsable de esta situación ocupa la silla principal en el palacio de gobierno de Puebla y como cómplices tuvo a los bufones perredistas de siempre (Los Chuchos, los Barbosa, los Cotoñeto, las corrientes en general). Moreno Valle era, hasta hace pocos meses, su aliado incondicional. El hombre que debilitándolos ganaba, porque los podía salvar. Decidieron dejar a su verdugo e hicieron bien, aunque probablemente abandonaron el barco morenovallista a destiempo.

Decidieron saltar al vacío después de muchos ninguneos.

Tiempo Extra. En la próxima entrega se analizará a quién beneficia y a quién perjudica un escenario con múltiples candidatos de oposición.

abajomecinas

About The Author

Related posts