26-06-2022 03:52:55 PM

Cosas muy raras suceden en Cuautlancingo… y en Puebla

Por: Rodolfo Rivera Pacheco

¿Alguien puede explicar cómo es posible que a unos metros de la Presidencia Municipal de Cuautlancingo, Pue. se lleven a cabo peleas de gallos clandestinas, en el supuesto Auditorio a cargo de la propia autoridad de dicho municipio conurbado a la Ciudad de Puebla?

Nadie sabe cómo ni por qué. El caso es que muy a menudo –no es la primera vez que hubo palenque en dicho sitio, según los propios vecinos- se celebran encuentros de galleros, con todo y fuertes apuestas y aquelarre de bebidas embriagantes – en el mejor de los casos- en las propias instalaciones municipales de Cuautlancingo.

Y lo peor ocurrió la semana pasada. Un comando de sicarios, evidentemente pertenecientes a alguna célula del crimen organizado llegó a perpetrar ejecuciones y un levantón de muchas personas – ¿decenas? nadie sabe exactamente cuántos- para después asesinarlos con lujo de violencia, descuartizarlos y disolverlos en ácido, cual película mexicana de narcos.

Desaparecidos por comandos armados en Cuautlancingo

Y lo poco que sabemos es gracias a testigos que fueron entrevistados por reporteros locales y vecinos que han estado narrando todo lo que ocurre en Cuautlancingo desde hace meses, Municipio “gobernado” por un individuo de nombre Félix Casiano Tlaque, orgulloso panista y muy buen amigo del Gobernador Rafael Moreno Valle y de otros políticos como Miguel Angel Huepa, actual Diputado Federal de ese Distrito.

Porque la autoridad estatal ha hecho mutis del hecho. Sabe perfectamente que el asunto es un tema verdaderamente nacional. ¿Cuándo había habido levantones de esa magnitud y ejecuciones con esa saña en Puebla?

Y repito, los medios locales han callado por órdenes del gobierno estatal. Pero también los medios nacionales, a los que evidentemente se les suplicó silencio sobre un hecho del tamaño de acontecimientos nacionales ocurridos en otros Estados como Tamaulipas, Michoacán, Jalisco o Guerrero. ¿De a cómo sería el silencio?

¿Pues no que Puebla era un Estado seguro y que aquí no había crimen organizado?

Puro cuento.

He tenido testimonios de restauranteros de la 43 oriente o de la avenida Juárez que sostienen que ya llegan a cobrarles “piso” células de criminales. Ninguno denuncia porque los tienen amenazados, obviamente.

Otras fuentes me avisan que claro que hay cárteles disputándose el territorio poblano. Que la aprehensión reciente de un “empresario” (gallero también), acusado de matar y descuartizar a seis jovenzuelos en Puebla, también fue un ajuste de cuentas entre esos grupos.

¿No hay crimen organizado en Puebla? Claro que lo hay. Y el gobierno estatal lo sabe. Y al parecer lo tolera, pues hace unos meses fue capturado también el Jefe de la Policía Estatal y el Jefe de Operaciones Especiales, coludidos con las bandas de chupaductos, el otro gran negocio de los delincuentes. O sea… ¡los jefes policíacos lideran a bandas de delincuentes!!!

Obvio, el hecho fue tapado absolutamente por los medios locales por petición del Gobierno estatal. Nadie tuvo el valor de seguir con el tema, bajo la amenaza de ser corrido del medio o el retiro del convenio.

Y ahora la matanza de Cuautlancingo.

Vuelvo al tema original. ¿Cómo es posible que el Alcalde panista no supiera nada de peleas de gallos en instalaciones que están ubicadas atravesando la explanada de la propia oficina de la Presidencia? ¿Por qué no ha dado la cara? ¿Por qué no ha dicho una sola palabra aún cuando lo han buscado y requetebuscado varios reporteros poblanos? ¿Tiene miedo o fue amenazado? Pues que lo denuncie, porque como están las cosas es cómplice por omisión.

¿Le fincarán alguna responsabilidad al panista?

Lo dudo mucho. Al parecer es socio de pingües negocios con políticos estatales en Cuautlancingo, donde el desorden inmobiliario es ya patético. Se han construido decenas y decenas de “fraccionamientos” sin planeación alguna, sin vías de acceso, sin servicios y donde la delincuencia está desatada: Hay robos de casa habitación diarios en dichos conjuntos habitacionales de clase media y media-alta. Un caos ya. ¿Quién y cómo dan los permisos para desarrollos inmobiliarios en Cuautlancingo? La respuesta es obvia.

Pero las cosas raras no paran ahí. Hay mucho más que otro día les platico, la neta hasta miedo da.

¿Y el Presidente Municipal Félix Casiano Tlaque, orgullo del PAN en Cuautlancingo?

Haciendo lo propio. Construyéndose su nueva “casita” en la calle Privada Manzanares, muy cercana al centro de la población. A todo lujo, según fuentes del mismo Ayuntamiento. Un “Negro” Durazo cualquiera. Cuando hace tres años era un humilde empleado del Ayuntamiento que apenas y coche tenía y apenas articulaba algunas frases coherentes, pero que fue el orgullo del nepotismo del anterior Alcalde. Hay datos al respecto.

Esos son los próceres del panismo que tanto abominan a los rateros y perversos priístas. Por cierto, ya vienen elecciones.

Como dijo hace unos días un buen periodista de la fuente policíaca: Puebla ya se le “calentó” a Rafael Moreno Valle. Es evidente. Aunque lo niegue y lo tape de mil formas.

abajorudolphOK

About The Author

Related posts