18-09-2021 02:43:04 PM

Gali y el reto del IMCO

balance56

Los resultados que la semana pasada dio a conocer el IMCO sobre el rezago que prevalece en la competitividad de Puebla se basan en datos de 2012, y señala que la inversión pública poco o nada ha repercutido favorablemente en el ámbito socioeconómico. (http://www.balance-financiero.com/detColumna.php?id=7405)

Sin embargo, el alcalde Puebla Antonio Gali Fayad pretendió restarle importancia al estudio del IMCO, al afirmar -palabras más palabras menos-  que eso era herencia de otros gobiernos.

El análisis sobre competitividad de 78 zonas urbanas no deja lugar a dudas respecto al nivel en que se encuentra la Zona Metropolitana de Puebla-Tlaxcala, que está en la posición 23 con un nivel medio alto, y sus principales debilidades están precisamente en el ámbito gubernamental, en cuanto al Sistema Político, Sectores Percusores y Gobierno Eficiente. El último subíndice es el peor calificado, reporta una competitividad baja y por ello la ZMP está en el lugar 69 de 78 zonas urbanas.

Hay que recordar que la obra pública ejecutada en la capital poblana en los últimos tres años ha sido de inversión estatal, como: construcción de vialidades y de edificios públicos, instalación de concreto hidráulico en otras avenidas, restauración de museos, de zonas verdes o parques.

En tanto que la obra municipal se dedicó a la pavimentación de algunas avenidas, mantenimiento de casonas, algunas unidades habitacionales, atención a desayunadores infantiles y relativo mantenimiento a servicios públicos.

Y es precisamente en el aspecto de gobierno eficiente e inversión pública donde el IMCO enfatiza que en tanto ésta no sea ejecutada a partir de una política pública idónea, el recurso poco o nada incidirá en mejorar las condiciones de sus habitantes y de la propia ciudad.

El argumento del Instituto es para las zonas urbanas en general, pero a partir de la calificación que se da a las mismas es claro que no se cuentan con política públicas integrales que favorezcan ese desarrollo y crecimiento adecuado de las ciudades, como es el caso de Puebla.

La actual administración municipal lleva siete meses y La obra pública en la capital es ejecutada por la administración estatal.

En tanto que los empresarios se han quejado de la tramitología que prevalece para licencias o permisos.

Además está el elevado nivel de delincuencia y violencia que se registra en la capital poblana, robos, asaltos a transeúntes, comercios y casas habitación.

La declaración de Gali Fayad fue en contra de la administración municipal anterior, del panista Eduardo Rivera, y si realmente el actual alcalde no quiere repetir la historia con el IMCO tiene dos años para modificar esas calificaciones que mantiene a la capital poblana en los últimos lugares en competitividad en lo referente al sector público, puesto que el análisis se hace cada dos años.

El trabajo del actual gobierno municipal debe ser tal que no sólo conduzca a la competitividad del gobierno, sino que deberá repercutir en los otros indicadores que contempla el Instituto para atraer inversión, impulsar sectores productivos, que mejore la calidad de vida de sus habitantes, y con ello que la capital del estado pueda salir de la media tabla en la que ha estado inmersa en los últimos diez años en dicho estudio.

balancefinanciero

About The Author

Related posts