28-10-2021 06:49:20 AM

Como la perinola: el gobierno toma todo

elmapache

En aras de pretender pasar a la historia como el mejor gobernador que haya tenido el estado, Moreno Valle no ha escatimado ni un solo peso al momento de erogar recursos para apuntalar su imagen y fortalecer su proyecto político personal.

Se puede ocultar la mano que roba, pero no la que gasta.

No ha sido ajeno para los poblanos el dispendio con que se ha conducido en estos tres años, y en contraparte, también es evidente el nulo avance en materia de combate a la pobreza o desarrollo social.

No basta ser un erudito en finanzas públicas para entender lo anterior, pero más aún, la contundencia de las cifras oficiales no deja lugar a dudas.

De acuerdo con las propias cuentas que da a conocer la Secretaría de Finanzas, el gobierno estatal ha privilegiado más el gasto corriente, por encima de la inversión pública y la inversión financiera.

En noviembre del 2012, el congreso del estado aprobó el presupuesto de egresos del gobierno para el ejercicio 2013, con un gasto neto total de 58 mil 571 millones 565 mil pesos; de los cuales 22 mil 861 millones 767 mil pesos fueron para servicios personales, un mil 618 millones 387 mil pesos para materiales, suministros y servicios generales.

En el rubro de inversión pública se autorizó un gasto de 4 mil 311 millones de pesos y en el rubro de inversión financiera un total de 2 mil 044 millones 232 mil pesos.

Sin embargo, en el ejercicio del año pasado, el gobierno de Rafael Moreno Valle erogó para servicios personales un total de 26 mil 133 millones 189 mil pesos, es decir, un 28 por ciento más que el presupuesto autorizado por el poder legislativo, con un sobreejercicio de 3 mil 271 millones 421 mil pesos.

En este rubro, resulta inverosímil tal gasto para el pago de plazas, nómina y remuneraciones de la burocracia estatal, toda vez que desde el inicio de la administración el argumento de un ahorro en estos rubros fue el pretexto perfecto para despedir a más de 10 mil trabajadores, mediante la mentada reingeniería administrativa.

En el rubro de materiales, suministros y servicios generales, la administración estatal gastó 115 por ciento más de lo presupuestado, al sobrepasar en mil 855 millones 162 mil pesos el monto aprobado.

En contraparte, para la inversión pública, en el 2013 gastó mil 768 millones 378 mil pesos menos que lo autorizado por el congreso, lo cual representó un subejercicio del 41 por ciento. De los 4 mil 311 millones de pesos, sólo ejerció 2 mil 543 millones de pesos.

El rubro de inversión financiera fue el más castigado al reportar un subejercicio del 69 por ciento, toda vez que sólo gastó 633 millones 924 mil pesos, es decir, mil 410 millones 307 mil pesos menos que lo avalado por los diputados.

En franca contradicción con el discurso oficial, el ejercicio de los recursos para el combate a la pobreza, los programas sociales, la infraestructura básica y aún obras de gran envergadura ha sido duramente castigado por un gobierno que tiene como filosofía no invertir en la pobreza, pues esa seguirá allí cuando acabe su periodo y se vayan de la entidad.

mapache

About The Author

Related posts