18-09-2021 02:18:14 PM

Un reajuste anunciado

balance22

El 10 de febrero pasado, ante el difícil inicio de año señalé: “La reactivación económica de México es muy lenta, quizás un mejor panorama sea a partir del segundo semestre, de la mano de las condiciones económicas de Estados Unidos y de la propia actividad que se imponga el gobierno federal con la ejecución del presupuesto. (…) Antes de que termine este primer semestre del año el gobierno tendrá que revisar sus proyecciones de crecimiento del país, y ojalá no vivamos otro año de retraso en obra pública”. http://www.balance-financiero.com/detColumna.php?id=6829

Y bueno efectivamente, este miércoles 20 de mayo el Banco de México presentó su informe Trimestral y anunció lo que se esperada el recorte del crecimiento que tendrá la economía de un esperado 4.0 por ciento a un estimado entre 2.3 y 3.3 por ciento.

Este menor crecimiento se reflejará en: menores empleos nuevos, no más de 600 mil; limitado consumo de los mexicanos, desde alimentos hasta créditos de vivienda; menos producción manufacturera y menos exportaciones.

Se estima que ya la economía presenta un mejor comportamiento desde abril pasado, y por ello el gobierno espera con “ansias” el reporte que difundirá este viernes 23 el Inegi sobre el crecimiento en abril de la economía mexicana a partir de abril.

Si hay mejores números de la actividad en todos los sectores, vinculado con el recién informe de el consumo va en aumento, puede decirse que ya arrancó la actividad, ahora sólo falta evaluar a qué ritmo lo hará en los siguientes meses; si será suficiente para alcanzar al menos el raquítico 2.3 por ciento, proyectado por Banco de México.

Para que mejore la economía no todo se resuelve con presupuesto, hay varios factores más que están rezagados y que frenan ese anhelado crecimiento: competitividad, productividad, valor agregado a lo que se produce en el país para ser exportado, empleos de calidad y suficientes; bienestar socioeconómico de los 113 millones de mexicanos, sobre todo que más de 50 millones están en niveles de pobreza.

Mejorar tales variables depende de una política pública adecuada para que haya una mejora en la operación del agro, del sector educativo y de la industria. Al tiempo que los empresarios realmente apliquen mediadas para mejorar la operación de sus empresas, que ellos también mejoren sus niveles de productividad.

Lamentablemente, la economía mexicana no reacciona y llevará tiempo conseguirlo.

balancefinanciero

About The Author

Related posts