22-09-2021 11:58:12 AM

Pobre economía poblana

balance06

Sin duda ante el fin del tercer año gubernamental de Rafael Moreno Valle (el 15 de enero rinde su tercer informe) se ponderará el avance económico de Puebla arriba del nacional, después de un difícil 2013; también se resaltarán las obras ejecutadas en los últimos doce meses como vialidades, el crecimiento del turismo, que si se entregaron X cantidad de “mototractores” o que se construyeron o rehabilitaron varios hospitales.

Si bien es cierto que es difícil modificar en 12 o 36 meses una situación que ha imperado durante siglos, también lo que es que los indicadores socioeconómicos muy poco han mejorado, por el contrario, en 2011 de estar en el cuarto lugar nacional (nada honroso) como el estado más pobre del país en 2013 los resultados del Coneval ubicaron a Puebla en el tercer puesto.

Es decir, que la mayoría de los 6 millones de poblanos carece de los servicios y bienes mínimos para vivir, como son: alimento diario, una vivienda digna, agua potable, energía eléctrica, ropa, educación, servicio de salud y empleo.

Además, la capital del estado encabeza la lista como el municipio con más pobre del país, con poco más de 750 mil personas en esa condición. La cifra resulta alarmante si se toma en cuenta que la angelópolis apenas si rebasa el millón 600 mil de habitantes.

Y si consideramos tan sólo a las personas que tienen empleo los datos tampoco son halagüeños.

En el estado la Población Económicamente Activa (PEA) es de 2.7 millones de personas, de las que sólo 500 mil tienen empleo formal con todas las prestaciones; y más de 2 millones laboran en el mercado informal (por su cuenta o dependen de un patrón pero sin prestaciones), y poco más de 100 mil están sin trabajo.

Aún más, de los que trabajan (formales o no) la gran mayoría apenas si gana dos salarios mínimos al mes, es decir unos 3 mil 700 pesos, lo que resulta insuficiente para atender las necesidades una familia de 4 integrantes, por lo menos. Por ello es que los poblanos realizan otra actividad para allegarse más recursos, según  datos del Inegi.

Ante este panorama, está visto que la economía poblana se mueve sólo por el sector automotriz y la actividad comercial (ya que vienen compradores del sur y del sureste del país a abastecerse de todo tipo de mercancía).

Los beneficios sólo llegan a unos cuantos y a localidades específicas, el resto del estado está al margen de todo ese movimiento.

El estado de Puebla carece de una infraestructura adecuada para impulsar a la industria, y esto depende de la administración pública estatal.

Tampoco cuenta con una clase empresarial lo suficientemente fuerte y decidida para llevar a cabo proyectos industriales de envergadura.

Ya en este espacio he señalado la prevalencia de un empresariado localista, individualista, que no se arriesga a efectuar alianzas, lo cual limita el crecimiento de sus propias empresas y, por ende, de un sector industrial en particular.

El desarrollo económico de Puebla depende y, así será en el futuro, del sector automotriz, ahora con una sola empresa -VW- en dos años más se sumará Audi, máxime que el gobierno del estado ha destinado buena parte de su tiempo y del presupuesto (unos 3 mil mdp, por el momento) en atender las promesas hechas a la empresa alemana de los autos de lujo.

No se puede seguir con un campo atrasado en tecnología y sin visión productiva (lo cual no implica abandonar cultivos tradicionales como el país u optar por transgénicos).

Tampoco se puede seguir con un sector terciario débil, que poco opta por la tecnología y la innovación, principalmente en el rubro de servicios personales y financieros.

La política gubernamental que se sigue es centralista, sin soslayar hospitales o algunas carreteras construidas en diversos municipios del estado, no se compara con la actividad (obra, dinero e imagen) que se ha realizado en la capital del estado, al proveerla de “atractivos” para atraer turismo o de varias “megaobras” (así las calificó el gobierno) viales.

En suma, el gobierno podrá presumir de la fortaleza económica de Puebla cuando varios de esos indicadores socioeconómicos logren revertirse, y que Puebla no esté entre los cinco primeros lugares de pobreza nacional.

socole@prodigy.net.mx / balanceenlinea@hotmail.com

Twitter: @BalanceFinancie

www.balance-financiero.com

About The Author

Related posts