29-06-2022 08:54:23 PM

¿Ignorancia o perversión legislativa?

1.- Durante décadas funcionó perfectamente bien el sistema de convocatoria, selección y reclutamiento del abuelo, del padre, y del PRI actual.   El más inquieto de los jóvenes varones de esos días en aldeas, pueblos, pequeñas y medianas ciudades, era reclutado para el servicio público en forma inmediata, y de ahí era catapultado por el partido único para encargos superiores vía elecciones.   Justifico así, que ahora ante la avalancha creativa de partidazos, partidos y partiditos, al PRI le quedó la costumbre de seguir actuando como gobierno hacia su interior, ejerza o no ejerza la administración.

2.- Claramente Adolfo Ruíz Cortines, apodado “El Viejo”, para ser diferenciado  de Adolfo “El Joven”, afirmaba: Cuando de gobernación hablaba: “A los alcaldes los designa el pueblo, a los diputados locales el gobernador, a los gobernadores, el Congreso General,   y el Senado, los nombra el Presidente de la República.   Y aunque eran los “días de mucho gobierno”, escasa sociedad y Estado pequeño, nuestra Patria iba evolucionando con gran comodidad.

3.- Si al joven presidente municipal  el pueblo no lo repudiaba, tenía abierta la puerta para ser diputado local, después  diputado al Congreso de la Unión, ascendía a Senador de la República, y llegado el caso se encumbraba al gobierno de una entidad federativa después de una robusta tarea por décadas.

3.1.- Sin haber tenido rehenes mexicanos en Harvard, para conocer los diez libros de administración más importantes, nuestro sistema de información, capacitación y adiestramiento administrativo y legislativo funcionó exitosamente en el régimen de partido único. Ya que los recursos humanos eran debidamente calificados por su experiencia, su educación y su sentido personal de dignidad.

4.- Como ningún partido en esta época pluripartidista ejerce la Democracia Interna, basta con que sus comités nacionales, estatales y municipales; designen a su criterio estrictamente personal o grupal a los ciudadanos que les convenga, para que sigan ensanchando los grupos de favoritos que deciden por las bases de afiliados partidarios.   Bajo este criterio, previo modesto ejercicio electoral integran las diputaciones ciudadanos sin los conocimientos sociales requeridos como para realizar las grandes tareas que necesita todo el país.

5.- Es así como en Puebla, se han dado casos dignos de recordarse como anécdota:

a).- Diputados legislando contra  los intereses de una sociedad que supuestamente representan.

b).- Diputados legislando contra sus afiliados partidarios.

c).- Diputados legislando a favor de la corrupción, como es el caso de este joven encantador que agrede constitucionalmente a la Libertad de Expresión, y en esencia a la Libertad de Prensa.  Esperemos que sus asesores jurídicos totalmente ignorantes en Derecho Constitucional lo orienten debidamente, para impedir que cualquier abogadillo de aldea, pueda acudir ante la Procuraduría General de la República a denunciarlo por tentativa de agresión  a la Libertad de Expresión.

Nuestra casa.- Mi primo, si no me niega, Enrique Nacer fue un brillante priísta, hoy, es un brillante panalista.   Estos actos de saltinbanquismo político, no tienen detente alguna.  Urge legislar para que “todos aquellos que abandonen un partido militen en el nuevo, cuando menos 15 años para competir electoralmente”.

About The Author

Related posts