19-10-2021 09:57:28 PM

La realidad rebasó a Hacienda

balance40

Si desde inicios de año varias instituciones y analistas no compartieron el optimismo del gobierno de crecer por arriba del 3.0 por ciento, ya para julio y principios de este mes varios de ellos volvieron a ajustar a la baja sus previsiones sobre la economía mexicana, señalaron que alcanzaría el 2.0 por ciento, en el mejor de los escenarios.

El gobierno en un inicio pronosticó cuatro por ciento, después revisó al tres por ciento sustentado en un escenario ficticio, mejor dicho negaba la realidad, ésta finalmente lo alcanzó y el miércoles de esta semana proyectó que será de 1.8 por ciento.

Como lo manejamos en este espacio el 15 de julio pasado, la economía está en crisis y no se ha actuado para enfrentarla.

De nada sirve que Hacienda ahora diga que el PIB crecerá 1.8 por ciento, si no dice qué hará para revertir esta situación.

Las medidas que puedan aplicarse en estos meses empezarán a dar resultados en 2014, de lo contrario se caerá en una franca recesión.

Está bien. El gobierno, el Congreso y los políticos están ocupados en “lo importante”: las reformas hacendaria y energética. Si son bien elaboradas y aprobadas, las reformas empezarán a surtir efecto por lo menos dentro de cinco años; Peña Nieto no disfrutará de sus beneficios, lo hará quien lo suceda en el poder.

Sin embargo, hay asuntos urgentes que atender y esos sí le tocan a Peña Nieto: desempleo, bajo poder adquisitivo, un casi inexistente mercado interno, baja producción, exportaciones a la baja.

Si la inflación ha bajado en parte es por la poca demanda de productos, es decir no hay consumo como debiera. Independientemente de la operación del Banco de México (no del gobierno) para disminuirla.

Los indicadores difundidos esta semana no son nada alentadores: El PIB creció 1.0 porciento en el primer semestre; en julio sólo se crearon solo 5 mil 311 empleos en todo el país y hoy se conocerá el nivel de desempleo, que indudablemente va al alza.

Es tiempo que el Secretario de Hacienda o el mismo presidente Enrique Peña Nieto salgan ante la opinión pública y hagan una exposición de la realidad económica del país, que digan cuáles medidas se aplicarán para atender lo urgente, cuyo efectos deban sentirse por lo menos en los primeros meses de 2014, de lo contrario Peña Nieto tendrá un sexenio inmerso en la recesión, y entregará un país con una microeconomía desecha.

Twitter: @BalanceFinancie

socole@prodigy.net.mx / balanceenlinea@hotmail.com

www.balance-financiero.com

About The Author

Related posts