15-08-2022 11:53:43 AM

Carta al CDE priista

Señores de mis respetos:

1.- Lo único que divide a las democracias occidentales de Bienestar Social, de las Democracias Electorales es la ausencia total de la democracia interna en sus partidos políticos, y la patrimonialización del poder administrativo-económico, cuando los electores los favorecen.

En Francia, el primer ministro puede casarse con una ex-modelo (bellísima por cierto la señora Carla Bruni), la cual ha exhibido desnuda su extraordinaria belleza: Eso al elector le tiene sin cuidado, y mucho menos a sus copartidarios.

2.- En Canadá un primer ministro cornudo, anduvo dos años exhibiendo ser padre soltero, pues la mancornadora lo abandonó con el amante en turno; y eso al elector le tiene sin cuidado y mucho menos a sus copartidarios.

3.- Los reyes de Inglaterra, Holanda, Luxemburgo, Mónaco, España, Suecia, Noruega o Dinamarca, íconos de monarquías constitucionales parlamentarias, pueden actuar en su vida privada como les plazca, sin perder el respeto ante sus vecinos; y eso al elector le tiene sin cuidado, y mucho menos a sus copartidarios.

Igual actitud guardan presidentes, magistrados y hombres de negocios, todos ellos: Primeros ministros, reyes, presidentes y grandes capitalistas respetan la vida interna de los partidos que los llevaron al poder, que lo sostienen en sus mandatos, e incluso que les permiten acrecentar sus capitales.

Con una aclaración: Si pretendieran intervenir recomendando a cualquier favorito, este tendrá años de trabajo para poder adquirir respetabilidad entre su partido e intrasociedad, aplicando el dicho popular: Cuando empieza el trabajo, termina la recomendación.

4.- Nuestra formación social proveniente del coloniaje, del paternalismo y del agandalle en Latinoamérica en México, en Puebla y en sus 217 municipios practicamos en el PRI, como en todos los partidos políticos mexicanos la anti-democracia.

Los estatutos de los entes públicos denominados partidos políticos no tienen puertas ni ventanas por donde penetre el aire vivificador de las nuevas formas de comunicación que a su vez impulsan la nueva participación social.

5.- La nueva comunicación exige participación para trazar el destino de una tarea administrativa, económica, cultural, científica o tecnológica e incluso delictiva; como prueba basta el éxito de los grupos interdisciplinarios o de los cursos pro-activos, donde los coeficientes intelectuales de los asistentes brotan en ideas y conceptos superando en conjunto al modesto C.I., de tipo personal.

6.- Patrones, dueños, gerentes, representantes, presidentes de la República, gobernadores o alcaldes, que no convoquen, que no consulten, que no hagan caso a la inteligencia ajena están sujetos o expuestos al fracaso, o al aniquilamiento del cuerpo social al cual pertenece.

Tal es el caso de los priistas en Puebla, por ese tipo de dirección que ustedes ejercen legal, pero no legítima puesto que no se ve hasta este momento que pongan a discusión ante el Concejo Político Estatal y los municipales los graves problemas partidarios que resueltos estaríamos en aptitud de servir con lealtad, con fidelidad, con eficacia y eficiencia en la campaña del 2012.

Necesitamos todos saber metodizada y racionalmente:

G.P.1.- ¿Por qué la oprobiosa derrota electoral; sus causas?

G.P.2.- ¿Cómo re-estructurar al partido?

G.P.3.- Definir lo que es oposición; para qué sirve; cómo sirve y de qué sirve?

G.P.4.- ¿Cuáles deben ser las tareas ejecutivas, o a realizar? por todos y cada uno de los que seguimos con fidelidad las causas de la República.

Sin concepción estratégica seremos barridos por los escasos votantes que acudan a las urnas, toda vez que es pertinente admitir la existencia de los abstencionistas.

En otro orden de ideas espero que siga Usted admitiendo el “concepto serrano de respeto a la experiencia”: La juventud no es más que una enfermedad que cura el tiempo.

Testigo es el literato Mario Alberto Mejía cuando en su llorado programa La Quinta Columna repetía invariablemente: “No hay viejos pendejos. Hay jóvenes pendejos que se volvieron viejos”, y en el PRI hay millones de militantes que rebasamos los 45 años y gozamos de cabal salud.

cesarmusalem@puebla.com

About The Author

Related posts