20-09-2021 12:53:32 PM

Inocentes bravatas del pobre César

“Cuidaremos el empleo, cuidaremos la economía de la familia; esperamos un ambiente presupuestal equilibrado y NO IMPULSAREMOS NINGÚN IMPUESTO, NINGUNA CONTRIBUCIÓN ADICIONAL A LOS MEXICANOS…”

    “…No es momento de pedir más esfuerzos a los mexicanos, sino que es momento de que los servidores públicos seamos los primeros en renunciar a privilegios y poner la muestra…”
–    ¿Y el IVA en alimentos y medicinas? – se le preguntó.

“No lo consideramos, está absolutamente descartado”.

    Las anteriores declaraciones, claras y tajantes, las dijo el novel Presidente Nacional del PAN, César Nava, el jueves 27 de agosto pasado, en senda reunión que tuvieron los legisladores blanquiazules con el Presidente Felipe Calderón (Milenio Diario, viernes 28 de agosto de 2009, p. 6).

    Este martes (8/sep/09) por la tarde fue dada a conocer la propuesta de Paquete Fiscal que envía la Secretaría de Hacienda para ser revisada por el Congreso de la Unión. En ella no sólo se proponen nuevos impuestos, sino que sí propone cobrar una contribución al consumo, que incluye… alimentos y medicinas.

    El equipo de Agustín Carstens, ante el boquete de más de 300,000 millones de pesos que sufrirá el presupuesto federal para el año entrante, ha ideado estrategias geniales: Subir impuestos, inventar otros y aumentar precios de energéticos en general.

    Los nombres son lo de menos. Efectivamente, no hubo “IVA” en alimentos y medicinas. Pero sí un curioso “Impuesto a la pobreza” de 2 % generalizado, reitero, incluyendo alimentos y medicinas. Pero a todo lo demás también. En otras palabras (Carstens cree que somos subnormales), un IVA generalizado de 17 % y de él, 2 % a alimentos y medicinas.

    Pero hay mucho más: Aumentará el ISR (o sea, el impuesto que todos pagamos por ganar dinero por nuestro trabajo…), aumentará el IETU (engendro impositivo inventado hace un par de años por el propio Carstens) y ya encarrerados, también el IDE (impuesto a depósitos en efectivo, que ahora se cobrará a partir de 15,000 pesos).

    También se cobrarán absurdas cargas a la telefonía celular, al uso de Internet, a la televisión de paga… y quién sabe cuántas cosas más. (y Hacienda pone como obligación pagar impuestos por Internet… o sea que ahora vamos a pagar por pagar impuestos…!!!). Ya nomás falta que Calderón proponga que paguemos tributo por cada puerta, ventana o mascota que tengamos. Sí, como el inolvidable Antonio López de Santa Anna.

    O sea, joder más a quienes de por sí pagábamos. El mismo estúpido cuento de siempre. Porque no veo por ningún lado de la maldita nueva miscelánea fiscal alguna medida real y contundente para ampliar la base gravable (que paguen impuestos los miles de informales y grandes evasores en el país).
    Pero además, no veo tampoco por ningún lado que el que se esté “sacrificando” sea el Gobierno. Porque eso de desaparecer Secretarías es muy cuestionable (la mayoría de altos directivos serán absorbidos por otras Secretarías… los jodidos serán los miles de burócratas bajos que sí serán despedidos…).

    ¿Por qué no, por ejemplo, para enviar un mensaje de austeridad, el Presidente, todo su Gabinete y altos directivos de cada Secretaría, se bajan un 50 % sus salarios? Eso sí sería hacer sacrificio ¿no?
    Qué rabia e impotencia.

    Pero lo mejor: ¿Qué diablos dirá ahora el pobre chamaco de César Nava, que andaba muy pantera asegurando que el PAN no va a apoyar nuevos impuestos ni nada por el estilo? ¿Votará en contra de la mentada propuesta fiscal calderonista?

    Porque el engendro impositivo tiene que ser aprobado por la Cámara de Diputados. Y ahí no solo el PAN no cuenta con mayoría, sino que su propio dirigente nacional gritó –como ya vimos- que no apoyarían ningún “sacrificio” del pueblo.

Y tenga usted por seguro que tanto PRI como PRD votarán en contra. Y sus aliados también (Verde, PT y Convergencia). Reitero: ¿Qué hará la bancada panista?

    ¿Desobedecerán al Presidente?

    Pues quiero ver que cumplan.

    Porque de lo contrario, simplemente comprobaremos que el pobre muchachito es un empleado de Felipe Calderón, que no tiene palabra… ni dignidad.

    La neta: ¿Usted votaría por el PAN en estos momentos?

    Y otra neta: Si se aprueban… ¿Usted va a pagar todos esos impuestos? Ante las nuevas injustas imposiciones… ¿No aumentará la evasión?

    Pero parece que el único que no lo entiende es Carstens (que es imposible que se ajuste el cinturón) y… Calderón.

LA NOTA AL PIE…
    ¡Aaahhh de veras! El año que entra hay elecciones…

jriverp@yahoo.com
www.beap.com.mx

About The Author

Related posts