30-11-2021 12:30:58 PM

Los mensajes de la caída de Micalco

Por más que algunos panistas poblanos quieran minimizar la salida de Rafael Micalco de su dirigencia estatal, la verdad es que hay varios mensajes que habría que anotar.

    En primer lugar, que es evidente que César Nava sí quiere hacer una limpia de personajes que poco o nada contribuyeron para lograr resultados positivos el pasado 5 de julio. Rafael Micalco nunca estuvo a la altura de los retos, dicho lo anterior por la mayoría de líderes panistas en Puebla.

    En otras palabras, Nava sí está buscando la desincorporación de dirigentes ineficientes. Como que la derrota nacional ha sido bastante costosa y el novel presidente del CEN blanquiazul quiere comenzar a sanar al enfermo. Por lo pronto empezando por quitarle los virus que lo infectaban.

    En segundo lugar, Micalco ya no contribuía a un proceso estatal sano para elegir al abanderado panista a la gubernatura. Ante los ojos de todo mundo, panistas o no, Micalco estaba trabajando con imparcialidad a favor de la candidatura del Senador Rafael Moreno Valle. El problema es que nunca cuidó las formas. Ahora, por su morenovallismo torpe, le causa un buen boquete a las aspiraciones de quien creía defender.

    En esta perspectiva, es evidente que el proyecto de Rafa Moreno Valle en el PAN sigue sufriendo tropiezos. ¿Creerá ahora lo que desde hace muchísimo tiempo hemos venido señalando aquí mismo?  La Organización del Yunque es la que manda en el PAN, no él, ni mucho menos subordinarán sus planes a los proyectos personales del Senador.

    El problema es que Rafa no termina de entender que el PAN no funciona como el PRI. Aquí no cuentan mítines, eventos vistosos o acarreados. Acá lo que cuenta es saber descifrar los designios de una entidad secreta a la que, si no se pertenece, difícilmente te dejan sobresalir.

    Y es en ese ámbito donde cobra sentido la cuasi designación del nuevo dirigente estatal panista. Para todos es una sorpresa. ¿Quién es Mondragón? ¿Por qué se dejó fuera a panistas poblanos tradicionales? ¿Quién toma la decisión o quién lo promueve?

Muy simple: Juan Carlos Mondragón proviene de los liderazgos nacionales juveniles yunquistas. Ha sido dirigente nacional del sector juvenil blanquiazul y eso lo impulsa para buscar cargos y posiciones importantes con la bendición de los dirigentes nacionales del Yunque.

Así empezó la carrera de José Espina Von Roehrich, por ejemplo. Él también fue dirigente nacional juvenil del PAN y de ahí el Yunque lo catapultó a puestos cada vez más importantes. Claro, su carrera ascendente se ha detenido un tiempo porque él y su grupo se la jugaron con el proyecto de Santiago Creel y eso Felipe Calderón jamás lo ha perdonado. Pero ante el debilitamiento calderonista después del 5 de julio y la resurrección del Yunque, no olvide usted a Pepe Espina. Volverá a ocupar cargos o candidaturas importantes en el PAN. Acuérdense.

    Pero Micalco también es del Yunque y es obediente… Sí, pero no tiene el nivel de Mondragón. Éste último trae relaciones nacionales, mientras que Micalco solo ha sido siempre un segundón de Eduardo Rivera. Vaya, hasta entre los perros hay razas, dicen por ahí.

    Pero otra de las virtudes del joven nuevo dirigente panista poblano es que, justamente porque sus mejores relaciones son nacionales, no está contaminado con los proyectos de los precandidatos a la Gubernatura. Ni con el de Moreno Valle ni con el de Ana Teresa Aranda. Aunque quizás haya un poco de más cercanía con Humberto Aguilar Coronado, eso sí. Pero eso no quiere decir que llegue al CDE por los oficios del Tigre. No, llega por designación 100 % orgánica.

    En otras palabras, el mensaje yunquista es claro: Aún no hay nada decidido en cuestión de la candidatura a la gubernatura poblana. Primero se va a reestructurar el CEN con César Nava (que les recuerdo a los cuatro que a veces me leen, que también es Yunque y desde ahí conoce perfectamente bien a Juan Carlos Mondragón) y luego se valorarán muchas cosas para el nombramiento final en Puebla (y en otros Estados, desde luego).

    Observando una espléndida entrevista que le hace Ramón Alberto Garza a César Nava (en Reporte Indigo) hay más mensajes interesantes. Ante la pregunta del regiomontano a Nava sobre cómo planea resucitar a su apaleado partido, éste le dice, entre otras cosas, que “revisarán a fondo la identidad del PAN, para que la gente vuelva a confiar en él y vuelva a votar por ellos”. Vamos, que deben regresar a la vieja posición panista de ser los verdaderos críticos del sistema corrupto emanado del PRI. O, mejor aún, que ya deben dejar de parecerse tanto al PRI que tanto criticaron por décadas (lo que les valió ganar su innegable posicionamiento entre la sociedad).

    O sea, el PAN ganó elecciones cuando planteaba el cambio, la diferencia con el PRI. Pero cuando Calderón ha venido aliándose con lo peor del viejo sistema que tanto criticó… la gente, simplemente, le ha volteado la espalda.

    Bueno. Pues Nava trae esos planes. Y al parecer Mondragón los repercutirá también en Puebla.
    ¿Se logrará acomodar a esta nueva realidad el proyecto de Rafael Moreno Valle? ¿Mondragón privilegiará los planes yunquistas o la conveniencia electoral? ¿O estarán conciliados unos con otros? No lo sabemos aún. Pero en pocas semanas se irá despejando la incógnita.

jriverp@yahoo.com
www.beap.com.mx

About The Author

Related posts