28-10-2021 05:44:05 AM

Cabezas duras

 

Ya todos sabemos que la sucesión por Casa Puebla se adelantó bastante. Desde hace más de un año varios de los aspirantes de los dos principales partidos han estado lo suficientemente inquietos.

         Y todo estaría muy bien –digo, es obvio que cada uno esté haciendo su luchita- de no ser porque en su desesperación por obtener la ansiada candidatura a la Gubernatura, protagonicen también una soterrada guerra sucia contra sus adversarios… del mismo partido.

         Porque en un afán francamente idiota y ante la evidencia de los datos de distintos ejercicios de medición de preferencias electorales, posicionamiento de personajes e intención de voto que despiertan, el chiste es golpear al o la mejor posicionado (a), para “bajarlo (a)” y entonces pensar que se eliminará un enemigo y podrá ser él (el autor de los ataques o guerritas) el nominado.

         Sin embargo, creo que eso es tener la cabeza muy dura.

         La experiencia dice que cuando se inicia una guerra contra un precandidato del mismo partido, termina por dañarse el prestigio del mismo instituto político y la genial idea se vuelve como boomerang contra el que la inició.

         El mejor ejemplo en el PRI es el caso de Roberto Madrazo, que en su capricho por ser él el candidato a la Presidencia, destapó la cloaca (real, desde luego) que era el gobierno de Arturo Montiel, quien era el mejor posicionado para la nominación.

         Pues sí, pero el final de la historia todos lo conocemos: Madrazo nunca pudo lograr que la gente confiara en él y perdió irremediablemente la elección presidencial, cayendo hasta un vergonzoso tercer lugar.

         En Puebla el caso también más conocido en el PAN fue el de Luis Paredes. Sus enemigos panistas del Yunque, en su capricho por no dejarlo ser candidato, lo que sí lograron fue descarrilar al único que pudo haberle dado pelea a Mario Marín en aquel 2004. No sé si pudiera haberle ganado, pero de que era el mejor posicionado de los blanquiazules, eso lo sabe todo mundo.

         Bueno, pues la testarudez de los políticos es en verdad monolítica. Porque hoy se está repitiendo la misma historia.

         Pero lo peor, quizás contra quien ni siquiera vaya a ser candidata, como es el caso (en el PRI) de la Presidenta Blanca Alcalá, quien en los últimos días está siendo blanco de un evidente fuego que parte de otros aspirantes priístas que la ven como enemiga por estar tan bien posicionada en evaluaciones de la opinión pública en general.

         No hay evento o inauguración que realice la Alcaldesa, que no se estén viendo manchados con manifestaciones fabricadas, plantones o bien adelantos de otros funcionarios para quedar ellos como los promotores de ese acto, entrega u obra.

         Como siempre, la pregunta es ¿de parte de quién?

         Y lo mismo le sucedía a Enrique Dóger cuando gobernaba la ciudad.

         Pero en el PAN no cantan mal las rancheras. Como siempre, se traen un pleito muy visible contra las aspiraciones de Rafael Moreno Valle, quien es hoy el que mejor sale medido en las encuestas (del PAN, no necesariamente de todos los precandidatos). Sus enemigos panistas harán hasta lo imposible por descarrilarlo. Acuérdense: Los ataques contra el Senador apenas están iniciando. Vienen más y mucho más violentos.

         En fin. Al paso que vamos, cada partido lanzará no al mejor candidato, sino al que mejor haya aguantado la guerra de lodo… que suele no ser el mejor posicionado. Luego no se pregunten por qué pierden elecciones. 

jriverp@yahoo.com

About The Author

Related posts