21-01-2022 12:34:10 AM

Consejeros electorales de súper lujo

 

La pretensión de los miembros del Consejo General del IFE de darse un pequeño aumento de sueldo no solo los convertiría en los funcionarios públicos mejores pagados del país (junto con los Ministros de la Suprema Corte), sino seguramente del mundo entero (exceptuando, claro, los excesos de algunos ex Alcaldes panistas en algún Estado de la República que alguna vez se autorizaron un sueldito de más de 400,000 pesos).

            El chistecito de los Consejeros tuvo como pretexto el que la Constitución dicta que ellos “deben ganar lo que ganan los Ministros de la Suprema Corte” y entonces querían hacer cumplir la ley en forma estricta y mandarse un salario de unos 333,000 pesillos al mes (unos 4 millones de pesos al año).

            O sea, un aumento de más de 40 %. Digo, actualmente de por sí ganan una barbaridad y además cuentan con todo tipo de prestaciones (viáticos, celulares, secretarias, gastos de representación y quién sabe cuántas jaladas más). Y aún así querían su aumentito. Como el país está en bonanza, ellos no podían ganar menos que los Ministros.

            Y es que de por sí éstos últimos ganan más que el mismo Presidente de la República. Y su trabajo, la verdad sea dicha, no es extraordinario que digamos. 11 viejitos que se reúnen para discutir proyectos que les hacen su bola de abogados subordinados, no creo que se fatiguen tanto. Además, algunos de ellos siempre se duermen en las sesiones.

            Todos queremos una chamba así ¿no?

            Pero volviendo al tema de los Consejeros del IFE, la verdad es que es un auténtico insulto a los mexicanos que todos los días trabajan para medio ganar un salario mínimo. Y eso si cuentan con empleo, porque hay millones en el subempleo, como ambulantes o informales o bien de plano sin chamba o aguantando paros técnicos. Ya ni se diga lo que sufren los ancianos que se forman horas en los bancos, el IMSS o el ISSSTE para recibir sus jugosas pensiones a veces de hasta menos de 1000 pesos mensuales.

            Vamos, hasta Senadores y Diputados les convinieron a los Consejeros que no cometieran tal exceso en una época de crisis en sendas cartas. Aunque los legisladores se medio mordieron la lengua porque ellos también ganan fabulosos sueldos de tres dígitos, además de contar también con todo tipo de bonos, gratificaciones y prestaciones.

            En fin. Afortunadamente los Consejeros ayer reconocieron que no “homologarán” sus sueldos con los de los Ministros. Sí, pero eso no quiere decir que no se vayan a aumentar lo que ganan. Capaz que se dejan su salarito en 330,000 pesitos. Digo, para que ganen menos que esos malvados líderes del Poder Judicial Federal.

            Lo peor de todo, dejando a un lado la ironía, es que los integrantes del IFE actualmente están mucho más desprestigiados que el Consejo que encabezaba Luis Carlos Ugalde (y éste a su vez mucho más que el que encabezó Woldenberg). Y todo porque los propios partidos han hecho de una institución ciudadana, un botín que se reparten proporcionalmente a su representatividad en el Congreso. Así, ¿cómo vamos a tener una autoridad que maneje elecciones transparentes?

             Y lo mismo ha pasado con el Instituto Electoral de Puebla. Todo, pero todos sabemos qué Consejeros llegaron ahí por propuesta y apoyo del PRI y quiénes fueron propuestos por y simpatizan con el PAN. Y también ganan un nada despreciable sueldito de más de 70,000 pesos mensuales más bonos y prestaciones. Digo, eso no lo gana un profesor de primaria rural o un obrero de maquiladora ¿verdad?

            Bueno. Mejor ahí le dejamos, porque luego los aludidos me acaban en el blog (¿más?).

jriverp@yahoo.com

www.beap.com.mx

About The Author

Related posts