30-11-2021 12:48:46 PM

Año de fatigas? 2008

Al terminar estos 12 complicados meses agradeciendo a Don Alejandro Mondragón este espacio desde el que procuramos difundir pensamiento, análisis y prospectiva, y deseando a nuestros lectores la más feliz celebración del nacimiento del Señor de la Historia, aprovechamos que durante el puente Guadalupe-Reyes se dispondrá de algún tiempo libre para presentar aquí un texto que pueda ser leído por partes…

El título da entrada al concepto… en este año que termina, el Sistema Político Mexicano (SPM) y sus principales elementos estructurales acusan FATIGA, palabra que según el Diccionario de la Real Academia Española significa la “pérdida de la resistencia de un material, al ser sometido largamente a esfuerzos repetidos”. Si bien esto es lenguaje de la ingeniería, coloquialmente podríamos complementar la idea afirmando que “en el sexo y en la política, la fatiga infunde impotencia”

Los principales elementos estructurales del Sistema Político Mexicano lo son: los tres grandes partidos; los Tres Poderes de la Unión; las fuerzas armadas; la Iglesia; los gobiernos estatales; algunos sindicatos y otros poderes fácticos cuyas fuerzas se han mantenido en diversos grados de equilibrio desde 1929, cuando con el andamiaje de la revolución se terminó de montarlo…

El SPM, como toda estructura -igual que en ingeniería- ha estado sometido durante ocho largas décadas a esfuerzos normales, pero también a ESFUERZOS CORTANTES que derivan de: tensión, torsión, flexión y compresión ejercidos sobre sus pilares, vigas, placas y láminas, cuya propia resistencia depende de su articulación con los demás elementos de la estructura, que contiene y sostiene a elementos individuales cuya falla comprometería la estabilidad de toda la estructura…

Los cimientos del edificio no lo fueron los fundamentos ideológicos de la revolución mexicana -que variaron según el estilo personal de gobernar del presidente en turno- sino el modus operandi del SPM, que no fue otro que AUTORITARISMO Y CORRUPCIÓN, mientras que el núcleo al que se adherían todos los demás elementos para soportarse conformando una estructura, era el OMNÍMODO PODER PRESIDENCIAL…

Todos los demás elementos del sistema eran prescindibles: Senadores y diputados; ministros, magistrados y jueces; gobernadores, alcaldes y regidores, desde luego toda la burocracia en los tres órdenes de gobierno, pero persistieron algunas “fuerzas vivas” y “poderes fácticos”: La Iglesia, el ejército, la prensa… y surgieron otras: sindicatos, organizaciones empresariales, organizaciones políticas, que a pesar de todo tenían poder propio, aunque no suficiente como para confrontarse con el VIGOROSO SISTEMA que actuaba siguiendo la línea de su jefe nato: El Señor Presidente…

La fuerza y resistencia del presidente eran tales, que podía desmontar a otros elementos sin poner en peligro la estabilidad de la estructura. Podía destituir gobernadores, secretarios de estado, legisladores y jueces, perseguir a empresarios, sindicalistas y líderes sociales, cambiar la Constitución para legalizar los mas ilegales hechos consumados y aunque se le considerara un loco como a Luis Echeverría, un frívolo como a López Portillo, un tibio como a Miguel de la Madrid, apóstata como a Salinas o inexperto como a Zedillo, todos se plegaban a su estilo personal de gobernar…

 

La alternancia en el poder tenía entre sus principales metas desconcentrar el poder que acumulaba el presidente, como condición para el establecimiento de una democracia fundada en el federalismo y la división de poderes. Al transcurrir el primer tercio del segundo sexenio gobernado por el PAN, se ha acotado el poder presidencial sin haber logrado consolidar una democracia eficiente…

 

La clase política se está mostrando incapaz de resolver pertinentemente los retos que enfrenta el país y se habla ya de un Estado fallido. Todo indica que el Sistema Politico Mexicano erigido por el PRI y por la Gran Familia Revolucionaria, llega a su ocaso mientras se empieza a esbozar lo que puede ser una nueva etapa en la Historia de México…  

 

A continuación hacemos una reseña histórica con la finalidad de plantear nuestra tesis sobre el cómo y el por qué de la figura presidencial en México, para después continuar con los temas de actualidad, expresamente con la forma en que denotan fatiga los principales elementos del Sistema Político Mexicano y este en su conjunto, para proseguir con una prospectiva hacia el 2009 y el 2012… 

About The Author

Related posts