20-01-2022 05:15:57 AM

¿Legislar…? ¿Para qué…???

 

En días pasados y en los que vienen, los legisladores han estado y estarán en el centro de la atención de los medios de comunicación y de quienes solemos atender a éstos para tomar el pulso a nuestra vida comunitaria…

 

El pasado sábado 18 de octubre se verificó el informe de 9 legisladores federales poblanos y justo ahora y en los próximos días, ambas cámaras del Congreso de la Unión estarán avocadas a sacar adelante una reforma petrolera que, para los chorros de tinta y millardos de ondas hertzianas que ha desparramado, y las preocupaciones e irritaciones que ha provocado, debería asegurarnos una mucho mayor y mejor empleada renta de ese agotable recurso…

 

Abordaremos el tema desde la perspectiva que hemos dado a nuestros comentarios por un buen número de semanas…

 

Hemos planteado a La Ciudad como la realización humana más compleja y como la PRODUCCIÓN CULTURAL más significante, afirmando que nace de la capacidad de imaginar un lugar donde vivir. Por nuestra formación profesional en la Arquitectura, el Urbanismo y la Política nos hemos enfocado primero a sus elementos materiales –lo que hace mas comprensibles muchos conceptos- que a otros no menos importantes vinculados a la política, como la sociología, el derecho, la economía y la administración…

 

Hemos postulado que hacer La Ciudad -La Civis, La Polis, La Política- es erigir UN ESPACIO DE RELACIÓN entre las personas, lo que implica también un sitio para El Poder… para el Templo, para el Palacio y para las instituciones civiles…  

 

En virtud de lo anterior, sostenemos que no hay ciudad sin ciudadanos, y estos -nosotros- requerimos de comunicarnos, comprendernos y elaborar acuerdos que nos permitan colaborar ORDENADA y EFICIENTEMENTE en la realización de obras comunes sin las cuales la prosperidad es inalcanzable…

 

COMUNICACIÓN y COLABORACIÓN son imprescindibles para edificar La Ciudad, La Polis, La Política que es el arte y la ciencia que hace posible PODER construir ese lugar y esa situación, ese ámbito que imaginamos para vivir según nuestros anhelos…

 

Los legisladores acuden al Parlamento  (Parlamento.1. m. Cámara o asamblea legislativa, nacional o provincial. 2. m. Edificio o lugar donde tiene su sede esta institución. 6. m. En Inglaterra, la Cámara de los Lores y la de los Comunes.7. m. Asamblea de los grandes del reino, que bajo los reyes de Francia se convocaba para tratar negocios importantes.) a “parlamentar” (1. intr. Dicho de una o de varias personas: Hablar o conversar con otra o con otras. 2. intr. Entablar conversaciones con la parte contraria para intentar ajustar la paz, un contrato o para zanjar cualquier diferencia). Ambos términos están así definidos en el Diccionario de la Real Academia Española.

 

A partir de estas definiciones inferimos que El Parlamento tiene un lugar primordial en La Polis, puesto que ahí se entablan conversaciones con la parte contraria -o con quien ve las cosas de forma diferente a nosotros- para zanjar cualquier diferencia y ajustar los contratos que nos permitan colaborar en la realización de todo aquello que requerimos para vivir en ese lugar amable al que todos aspiramos…

 

A pesar de no haber sido invitados a dicho informe, estuvimos atentos a lo que ahí se expuso, y lo que encontramos es verdaderamente decepcionante, pues lo que menos hubo fueron ideas claras que conduzcan a propósitos concretos cuya consecución se derive en soluciones a los ingentes problemas que aquejan a nuestra comunidad. 

 

La gran pregunta es: ¿Qué son capaces de imaginar estos “legisladores”…??? ¿Tendrán acaso una idea de cómo lograr la colaboración ordenada y eficiente de todos para edificar ese ámbito donde podamos vivir según nuestras aspiraciones…???

 

En realidad, los pocos temas verdaderamente legislativos que someramente se abordaron, se refieren a asuntos que no son los que requieren de atención prioritaria. Hicieron evidente que su esmero se concentra en las pugnas entre ellos y no en aquello que realmente interesa a la comunidad…

 

Tal vez por ello Acción Nacional ha sufrido las vergonzantes derrotas que todos los oradores soslayaron…

 

El discurso de la clase política -que incluye a todos los partidos- carece de utilidad para el ciudadano común, que sólo ve a una caterva disputándose la ubre del presupuesto sin importar que puesto sea el que vayan a ocupar, puesto que no tienen idea de nada que a la gente pueda interesar y servir… Y lo único que saben hacer -y vaya que lo saben hacer- es  reñir por el hueso con menos pudor cada vez…

 

Requerimos ORDENAR nuestro espacio de relación, ORDENAR a La Polis, a La Ciudad y a La Política… pero para ello son necesarios POLÍTICOS cuyas ideas adecuadamente comunicadas inciten a los ciudadanos y que tengan la energía y el valor para emprender las acciones requeridas para ORDENAR el ámbito de colaboración de una sociedad plural… 

 

Es urgente edificar INSTITUCIONES HONORABLES, como un Parlamento donde se dé un debate inteligente que atraiga la atención de los ciudadanos que así se involucren y apliquen su imaginación, creatividad y emprendimiento a la  consecución de las metas comunes…

 

Hoy por hoy, los objetivos de los políticos son muy diferentes y distantes de aquello a lo que los ciudadanos aspiran… Quedó muy claro en el informe del sábado y se está evidenciando también en Xicotencatl y en San Lázaro, donde han perdido el tiempo discutiendo pendejadas mientras se derrumban los precios del petróleo. A su “gran acuerdo” aplica muy bien la frase de Abba Eban: “Un consenso significa que todos acuerdan decir colectivamente lo que nadie cree en lo individual”.

 

Nuestros legisladores no tienen ni COCO ni HUEVOS para proponer ideas ni proyectos, son incapaces de debatir inteligentemente y están muy ajenos a los anhelos del ciudadano común y a lo que el futuro de México demanda… 

About The Author

Related posts