24-01-2022 12:28:06 AM

Conejos con iniciativa

Hace tiempo que escuché la frase de algún político inteligente: “No hay nada peor que un pen (conejo) con iniciativa”, refiriéndose al daño que hacen aquellos que toman decisiones tontas sin consultar, creyendo que van a lograr grandes cosas del agrado de sus jefes o superiores.

            Bueno. Pues me parece que el sabio proverbio viene al caso por lo que ha ocurrido desde fines de la semana pasada.

            En cadena nacional y en horario estelar, se empezó a transmitir un par de spots televisivos en los que se critica el que un grupo de Diputados y Senadores del Frente Amplio Progresista (el mentado FAP) hayan tomado las tribunas camerales desde hace una docena de días. Pero lo interesante de todo el caso es que en las imágenes aparecen dictadores como Hitler, Mussolini, Pinochet o Victoriano Huerta y los creadores de la propaganda comparan a todos ellos con López Obrador y los mencionados legisladores.

            Vamos, que solo en dictaduras intolerantes se clausuran Congresos.

            La verdad el spot está medio sangrón, aunque la comparación no es ni tan perversa. Es un hecho que el Peje y sus secuaces están secuestrando al Poder Legislativo simplemente porque así se revive su movimiento que hasta hace poco ya nadie pelaba.

No le sirvió de nada su marcha por cientos de Municipios pues nunca pudo prender la mecha de un gran movimiento social, aunque sí anduvo afiliando en su base datos a miles de incautos con el objetivo futuro de fundar su propio partido.

No. A López Obrador le sirvieron una vez más en bandeja de plata un tema nacional llamativo para que se montara en él y lograra despertar a sus aletargados seguidores. El pretexto es el petróleo, aunque el interés de AMLO no es reforma energética alguna. Lo que ansía es que lo declaren fuera de la ley, que lo persigan, o si Dios le hace el milagro, que lo metan a la cárcel por subversión o disolución social.

Y el pretexto, una vez más, se lo dio el propio Gobierno federal.

Pero volviendo al tema del spot de marras. La verdad, no creí que los perredistas tuvieran la “piel tan delgadita”, como dijera el polémico ex Alcalde Paredes. El Peje se ha cansado de insultar a Felipe Calderón y no lo ha bajado de pelele, espurio, títere, ratero; se autodenomina Presidente legítimo, cierra avenidas, toma Congresos y, desde luego, manda al diablo a las Instituciones.

Y ahora resulta que por un spot, bastante tontito por cierto, los perredosos e “intelectuales” se indignan de esas malvadas comparaciones, gritan que dividen al país, que lo polarizan, que es “una orgía de venganza pueril” (según Monsiváis), emiten desplegados, declaraciones, manifestaciones de protesta, para defender a San Peje.

Pero lo más chistoso: Exigen que el IFE, el TRIFE, las leyes, la Corte y seguramente hasta el Salón de la Justicia hagan algo por impedir que siga saliendo el multimencionado y perverso spot. ¿Pues no que “al diablo con las Instituciones”? Quien se lleva se aguanta, dicen por ahí.

Sin embargo, volviendo a la frase que da título a esta aburrida columna. ¿A quién se le ocurrió la emisión del mentado spot? ¿Para qué? ¿Para seguir martirizando al Peje?

Pues ya se sabe que fueron notables integrantes (y dirigentes) del Yunque nacional los genios con iniciativa. Velasco Arzac y compañía.

Y, como siempre, me quedan algunas dudas y preguntas:

¿Realmente es una inocentada de los Yunques? ¿O es un plan bastante pensado para meter en una polémica a la dirigencia panista encabezada por Germán Martínez con López Obrador? ¿Una jugada de tres bandas? ¿Sigue el pleitazo entre dirigencia panista y calderonismo con los dirigentes del Yunque?

Porque queda claro que la iniciativa del spot no vino de Presidencia de la República, y por ende, ni de la dirigencia nacional panista. Vino del Yunque. ¿Para hacer daño al Peje o al propio Presidente Calderón?

Una vez más… huele a enredo yunquista.

Por lo pronto, lo que sí ya es un hecho es la división irreconciliable que hay en las filas perredistas y que provocarán que hoy mismo (quizás) se desalojen las Tribunas de las Cámaras. Los legisladores de Nueva Izquierda ya no le quieren seguir haciendo el caldo gordo al Peje y ayer por la noche declaraban que hoy mismo habría el acuerdo para retirarse.

Y eso, aunado al broncón que de por sí traen en el PRD de que no saben quién es su dirigente nacional, traerá tarde o temprano el cisma del sol azteca. Ese que ya veíamos venir desde hace meses.

¿Y el Presidente Calderón? Saludando a Bush.

Qué entretenido país.

 

jriverp@yahoo.com

www.beap.com.mx

About The Author

Related posts