22-09-2021 02:29:41 AM

El paredismo ¿está con Arrubarrena?

Sí, a simple vista parece que Luis Paredes y sus alicaídas huestes estarían sumándose a los dictados yunquistas y, en un afán de supuesta reconciliación, se sumarían a los casi unánimes apoyos que ha recibido Bernardo Arrubarrena para convertirse en el próximo líder del PAN capitalino.

En realidad, las cosas podrían ser diferentes.

Y es que, el ex presidente municipal de Puebla tiene una visión distinta de la manera en la cual podría desarrollarse el proceso de renovación de la dirigencia blanquiazul en la capital  no descarta un escenario de posible traición a Arrubarrena para perfilar a un tercero en discordia.

El propio Paredes lo vaticina así cuando asegura contundente que “De la misma forma en que Toño Sánchez fue traicionado, lo será Bernardo Arrubarrena”.

Según el ex edil, la organización sacrificará a Arrubarrena como lo hizo con el ex candidato a la alcaldía, a quien rodearon de personajes que, según la óptica paredista, no sólo no ayudaron sino que se encargaron de sabotear la campaña de Sánchez Díaz de Rivera.

Sí, la famosa tesis del complot.

De acuerdo con Paredes “No se dio cuenta (Toño) ni quiso escuchar a quien le decía que estos son otros tiempos y que ahora no es el jefe quien manda, sino el que controla al partido, y éste sostiene al jefe porque le es útil y el jefe acepta esto porque lo contrario significaría evidenciar su fracaso en la vida…”

¿Será?

Pero el panista va más allá.

Asegura que la organización reventará la asamblea para perfilar a su verdadero delfín: “La jugada parece más o menos clara: una asamblea muy larga en la que se elegirá a los candidatos del municipio de Puebla a consejeros estatales y luego al presidente del comité municipal… Es muy probable que el hastió haga que mucha gente se vaya saliendo y entonces, ya sin quórum, se declare desierta la elección de presidente, lo que permitiría al Comité Estatal -es decir a Micalco manipulado por Rivera- nombrar a un delegado, que no lo dude usted, seguiría siendo Miguel Méndez, con quien Ángel y Paco y todos los demás, se entienden perfectamente…”

¡Zás!

El futurismo en su máxima expresión.

Claro, es la visión paredista, nada más.

Estas dotes de vidente, vale la pena recordarlo, le han servido muy poco al ex presidente municipal en un sinnúmero de ocasiones.

¿Ejemplos?

Muchos.

El lograr en su tres años de gobierno el sentar las bases para el desarrollo de la ciudad los próximos 30 años.

El cacarear a los cuatro vientos, cuando era todavía alcalde de la ciudad, que sería él y nadie más, el próximo gobernador de Puebla y que El Yunque le pelaba…los dientes.

No fue ni siquiera candidato.

Que no iba a tener ningún problema con la revisión de sus cuentas públicas.

Apostarle a Santiago Creel en el proceso interno del PAN para elegir a su candidato a la presidencia de la República.

Asegurar que la SCJN fallaría en contra del gobernador Marín por el caso Lydia Cacho y que a partir de ahí, sus días estaban contados.

Y más, muchas más.

¿Ahora s le atinará?

¿Habrá por fin ajustado su bola de cristal para hacer pronósticos más certeros?

Difícil, muy difícil.

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

About The Author

Related posts