06-12-2021 12:52:01 PM

Poblanos resienten aumento generalizado de precios

 

ALPIE22FEB08

Al menos 9 de cada 10 poblanos percibe que en este inicio de año sí ha habido un aumento generalizado en los precios de productos, bienes y servicios, y manifiestan, en general, un profundo malestar por el mismo hecho, reflejado en el bajo porcentaje de aprobación social que le están otorgando al Presidente Felipe Calderón (Encuesta BEAP 18 febrero 08: 43.5 % aprueban su gestión pero 42.2 % la desaprueban).

 

            Esto es lo que opinan los habitantes de Puebla en la última encuesta que en el BEAP levantamos al respecto en esta última semana. Con la metodología acostumbrada, esto fue lo que nos respondió una muestra representativa de ciudadanos de esta capital.

            Ante la pregunta: “En su opinión, usted cree que en lo que va del año (2008) han subido los precios, Sí o No?”, los encuestados respondieron en los siguientes porcentajes.

            Un abrumador 94.5 % dice que sí han subido los precios, mientras que sólo el 5.5 % contesta negativamente.

            Es decir, casi todo mundo percibe que sí ha habido un alza generalizada de los precios. El sentir popular no podría ser más explícito. La respuesta es espontánea y natural. Nadie tendría por qué dar una respuesta falsa.

            Como puede apreciarse, una cosa es lo que dicen las autoridades y otra lo que experimentan día con día los ciudadanos de cualquier nivel. La muestra contempla, como ya hemos explicado muchas veces, a todos los sectores que conforman la sociedad. Por supuesto, en esa muestra, el mayor porcentaje de población lo integran personas de clases populares. Y ellos son quienes más resienten cualquier escalada inflacionaria, por razones más que obvias.

            Posteriormente, le pedimos a las personas que nos dijeran específicamente en qué productos, bienes o servicios ellos percibían que habían aumentado los precios en este principio de año. Y estas son las respuestas.

            El 17.8 % dice que en la “canasta básica” en general (esa fue la respuesta abierta). O lo que es lo mismo, en lo que más consume la gente. La siguiente respuesta, con 16.4 % de menciones fue el “pan”. Esto último es totalmente cierto, pues en la última semana sí subió el precio del pan de mesa (tortas, bolillos, pan de dulce), de alto consumo popular.

            Después, un 11.3 % responde que las “tortillas”. Preocupante, pues junto con el pan, es la base de la alimentación de los mexicanos. Y nadie puede negar (bueno, sólo el Presidente de la República y las autoridades de Hacienda, que gustan de vivir en otra realidad) que esto es verdad: Desde al año pasado, la tortilla ha venido aumentando paulatinamente en su precio. La pregunta sería: ¿Y si la gente no puede comprar ni tortillas…qué va a comer?

            9.8 % expresa su malestar con un sintomático “Todo”. 7 % responde que los “Lácteos”, 5.1 % menciona al “azúcar”. Un 3.4 % responde que “los impuestos”. Y esto último es interesante, pues ahí uno puede darse cuenta del porcentaje de gente que sí está pagando sus contribuciones fiscales (por supuesto el alza es absolutamente cierta, como se ha visto ya con el tema del IETU).

            3 % dice que ha subido el precio de la “carne”, un 2.6 % menciona a los “energéticos” (gasolina, gas, electricidad), 2.1 % responde que las “verduras”, 1.9 % dijo que el “harina”, 1.3 % que el “pollo”, 1.1 % cita a los “cigarros”. Y finalmente, hay una suma de 7.4 % de menciones menores al 1 % (transporte, colegiaturas, medicamentos, restaurantes, etc.).

            En otras palabras: la gente percibe que hay un aumento generalizado y evidente en los precios. ¿Esto va de acuerdo a lo que nos han dicho las autoridades hacendarias federales en el sentido de que la inflación está totalmente controlada?

            ¿Usted cree que el obeso Secretario de Hacienda Agustín Carstens sufra por los aumentos de precios? ¿Usted cree que a los gobernantes y funcionarios les afecte que suba el precio de la tortilla, la gasolina, la electricidad o las rentas?

            ¿A poco no sería justo que los funcionarios, Diputados y cualquier autoridad ganaran el salario mínimo? Digo, para que experimentaran en carne propia lo que está hoy sintiendo el ciudadano común y corriente.

            Como siempre y para no variar: No sé ni para qué me enojo.

 

jriverp@yahoo.com

www.beap.com.mx

About The Author

Related posts