27-10-2020 11:55:56 AM

Credenciales de construcción en el IFE

Pues sí, con la novedad que ahora el manual de Diseño por Sismo, para las edificaciones, debe solicitarse ante las autoridades electorales.

Será que con el argumento constante de construir la democracia,  el ayuntamiento de Puebla dio por sentado que el manual de construcción debe solicitarse ahí y no en la Comisión Federal de Electricidad.

Parece broma pero no lo es, así lo indica el Código Reglamentario de Puebla

Y como esa “perla” hay muchas más en el citado documento; errores graves detectados por los expertos de la Sociedad de Ingeniería Sísmica y Estructural del Estado de Puebla. A. C. (SISEEPAC).

Uno de los tantos errores en el Código, está en el artículo 996 referente a la Clasificación de los terrenos de cimentación, que dice “la profundidad de explotación del subsuelo, la cual será hasta el nivel de terreno firme pero no menor de 2.5m” (sic).

Para los expertos lo correcto es que es la profundidad de exploración del subsuelo, la cual será hasta el nivel de terreno firme pero no menor de 25m”.

Si se aplicara lo que dice el Código, señalan los expertos consultados, para empezar son acciones muy diferentes explotar que explorar, y hacer esto último a una profundidad no menor de 2.5 metros resultaría que cualquier “estudio de mecánica de suelos” sale sin riesgo alguno, no se ven tipos de suelos. En ocasiones a unos 5 metros se puede uno encontrar un suelo muy diferente a lo que tenemos en la superficie, y que  no es apto para levantar construcciones muy altas o pesadas, o que incluso son inadecuadas para vivienda.

Probablemente por ello en algunas obras recientes en la ciudad de Puebla “descubrieron” que existen filtraciones de aguas azufrosas o que incluso son subsuelos de piedra caliza.

Las más de las veces los que conocen sobre construcciones pues hacen caso omiso de lo que señala el documento o mejor dicho reinterpretan los requerimientos, ponen en práctica su lógica, sus conocimientos y experiencia como ingenieros o arquitectos para que las edificaciones de las que están a cargo realmente sean funcionales, bien hechas y resistentes.

Pero no dude usted que otras tantas obras hayan sido construidas con las “especificaciones técnicas” señaladas por la autoridad municipal, y de ahí se explican las constantes quejas de los habitantes por irregularidades en sus viviendas recién adquiridas, u hospitales y clínicas cuyos procesos de construcción tienen que ser revisados y/o corregidos de lo contrario resultarían un riesgo para los usuarios.

Lo peor del caso es que el multicitado Código fue revisado y reformado por la administración del panista Luis Paredes quien siempre se ha ostentado como conocedor de la materia, puesto que es arquitecto, además de quien fuera secretario de Desarrollo Urbano también del gremio.

Habrá que ver si el nuevo ayuntamiento le entra al toro y se lee con lupa (literalmente) el citado documento para enmendar los errores y mejorarlo, con tal de que las construcciones en la ciudad de Puebla se realicen como deben de ser e incluso mejores, para garantizar las seguridad de las edificaciones, de la población y con ello, se pueda hablar de calidad, en los inmuebles que existen en el municipio.

Confían en vigencia de aranceles

Los industriales de la confección mantienen la esperanza de que México logre un acuerdo con China para que continúen los aranceles en varios artículos procedentes de la nación asiática aunque en niveles inferiores a lo que estaban vigentes hasta diciembre pasado.

Después de los dos viajes a China por parte de funcionarios mexicanos de la Secretaría de Economía y de empresarios textiles y de la confección, aún no está todo perdido con sus contrapartes asiáticas para llegar a un acuerdo lógico y que incluso no contravenga lo estipulado por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Los propios industriales del ramo reconocen que en varios productos ya no se requieren aranceles superiores al 300 por ciento, puesto que México no es competitivo en tales insumos o incluso prendas terminadas, pero sí están porque en varios de ellos se fijen aranceles al 30 por ciento y que los mismos productos procedentes de otras naciones, como las de Europa o mismo Estados Unidos se modifiquen a esa misma tasa ya que la actual es del 10 por ciento.

Por supuesto que esta demanda del sector de la confección no es del todo apoyada por el gobierno mexicano, ya que pondría en serios problemas al país frente a sus socios comerciales.

Sin embargo, es factible que varios productos terminados o insumos puedan ingresar a territorio nacional libres de arancel, y otros mantengan un pago mínimo.

El objetivo es que los chinos acepten el argumento mexicano de apoyo a nuestra industria y sin que aquellos opten por recurrir al panel de controversias ante la OMC

Cuidado con socios virtuales

Durante los últimos días profesionistas y empresarios han recibido vía correo electrónico “atractivas” propuestas de inversión de empresas chinas, y que pueden resultar un verdadero fraude como aquellos que “resultaron herederos de cuantiosas fortunas, pero deben hacerlas efectivas fuera de su país de residencia y para ello requieren de un samaritano que les deposite X cantidad en efectivo y en dólares en una cuenta determinada”.

A mi correo han llegado varios correos de una firma denominada QinHuangDao HongYue Plastic Company,  que asegura ser un líder en la fabricación y comercialización de productos plásticos principalmente PVC-U, PE, PE-RT, PE-Xa, PPR y  sen PP-R compuesto de aluminio.

También está la firma japonesa Takaoka Electric Manufacturing Company Limited, dedicada a la producción y distribución de  transformadores, conexiones eléctricas de todo tipo.

Según la firma china, que preside el empresario Connie Chen, busca “socios” para incursionar en Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia, Centroamérica, y para ello les ofrece el 10 por ciento del monto total de la operación que llegue a concretarse.

El pago se realizará de “inmediato” en una cuenta que la empresa china tendrá disponible al socio virtual.

El mismo argumento esgrime el CEO de la firma japonesa Takaoka Saga.

Para quienes  se dedican a los negocios, de sobra saben que los socios no se buscan así como así. Sin conocer puntualmente a quien busca la inversión y mucho menos de quién se recibirá el dinero.

Al consultar en Internet, sí se despliega la ficha técnica de las empresas pero con una clara y contundente observación “esta empresa no ha sido verificada como empresa segura para comerciar”

Así o más claro?

De usted depende si le hace caso a estas invitaciones  y desea correr el riesgo de ser víctima de un cuantioso fraude.

 

socole@prodigy.net.mx / balanceenlinea@hotmail.com

Escuche el programa de radio/TV por Internet www.alportador.com, y consulte la revista electrónica www.balance-financiero.com

About The Author

Related posts