Pues no… En el PAN nacional no quieren a Moreno Valle

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

En los últimos días ha quedado muy clara una cosa: En el panismo nacional, los liderazgos y figuras de relevancia, nomás no quieren a Rafael Moreno Valle en ninguna de las posiciones importantes que tendrán voz en los próximos años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador y como la voz opositora líder, ante la debacle priísta y perredista en las dos Cámaras del Congreso de la Unión.

Lo anterior se venía vislumbrando desde poco antes de la elección del 1 de julio, cuando en un video que circuló “casualmente” se veía y escuchaba al candidato Ricardo presidencial Anaya, fustigando a líderes panistas en Guanajuato que no podían dejar el PAN en manos de oportunistas y que realmente no compartían los valores del partido. Por supuesto, Anaya sabía que perdería los comicios y estuvo preparando todo para seguir controlando el partido aún después de la derrota.

Y el personaje al que le venía como anillo al dedo la descripción de Anaya en Guanajuato era justamente el poblano Rafael Moreno Valle, quien nunca ha sido realmente panista, que arribó a Acción Nacional por oportunismo después de sus berrinches en el PRI (y su convenenciera relación con Elba Esther Gordillo, hoy heroína nacional) y que desde luego jamás ha compartido realmente los valores tradicionales del panismo histórico y fundacional.

Bueno, pues las palabras de Anaya se empiezan a concretar en hechos. Moreno Valle ha venido buscando dos cosas para intentar tener reflectores nacionales y buscar su obsesión de vida, que es ser candidato presidencial. Quería ser o Presidente del CEN panista o de a perdida líder de la fracción del PAN en el Senado, y desde cualquiera de esas posiciones, seguir en el debate nacional. Pero pues al parecer, nomás no se concretarán sus sueños.

El fin de semana, en un auténtico “sabadazo”, el grupo anayista ya anunció que los líderes de las fracciones del PAN en el Senado y en la Cámara de Diputados serán el ex Presidente del PAN Damián Zepeda y el ex Gobernador de Guanajuato Juan Carlos Romero Hicks, respectivamente. Alfiles de Anaya, punto.

Y también el mismo grupo ya ha venido operando con éxito que los grupos con más poder en el panismo nacional apoyen a Marko Cortés, anayista puro, como “candidato de unidad” para ser el nuevo Presidente del CEN panista. Y al parecer lo lograrán. Hay otros aspirantes, pero sin mayor peso en los votos panistas que controla el grupo de Anaya a nivel nacional y en casi todos los Comités Directivos Estatales del país.

Total… Rafael Moreno Valle puede quedarse muy bien sin ninguna de las dos tortas, como el perro del refrán.

 

 

Por supuesto y como siempre, eso no es necesariamente una buena noticia para los poblanos.

Porque al quedarse fuera de toda posición de poder en el panismo nacional, pues obviamente querrá aferrarse a la última posición de influencia –y dinero- que le quedaría y que no es otra que la Gubernatura impugnada de su esposa Martha Erika Alonso.

Sobre el tema algunos comentarios.

El morenovallismo se ha empeñado en difundir que ya todo está arreglado y que primero el Tribunal Electoral de Puebla y luego el TRIFE dictaminarán a favor de Martha Erika Alonso y ésta será ratificada como Gobernadora electa y tomará posesión el 1 de diciembre. Que sus abogados son ultra-fregones y que Andrés Manuel López Obrador pactó con Moreno Valle el entregarle la Gubernatura a cambio de que operó para que él ganara en Puebla por encima de Anaya. Lo pregonan tanto que hasta se lo creen ellos mismos.

Desde luego Moreno Valle opera a nivel nacional y seguramente ha enviado emisarios con todos los Magistrados del TRIFE. Seguramente es buen amigo de Esteban Moctezuma por sus amoríos con TV Azteca todo su sexenio. Seguramente Elba Esther Gordillo –aliada de AMLO en la pasada campaña- valora que Moreno Valle fue de los pocos que jamás la negó y hasta la visitó varias veces en su privilegiada prisión hospitalaria y domiciliaria. Seguramente muchas cosas más. Nadie niega los poderosos contactos con los que cuenta Rafael, gracias a que siempre permitió buenos negocios a todos en su sexenio en Puebla.

Pero por otro lado, yo sigo viendo también otras cosas.

Que la elección sí ha seguido todos los cauces legales para su impugnación por parte de Luis Miguel Barbosa y MORENA Puebla y nacional. Que también este grupo tiene buenos abogados y figuras nacionales expertas en el tema de impugnar fraudes. Que me aseguran que sí tienen pruebas contundentes y varios ases bajo la manga para sacar adelante la anulación de la elección. Que si AMLO hubiera negociado algo con RMV, no tiene sentido el que esté dejando a Barbosa continuar con la impugnación. Que Yeidckol Polevnsky y otras figuras nacionales sí siguen hablando que lucharán contra el fraude en Puebla. Que el mismo AMLO en su momento aceptó la lucha en Puebla contra el fraude y jamás ha dejado de hablarle a Barbosa, como se ha visto en eventos nacionales. En fin, que Barbosa sigue haciendo eventos en todo el Estado (algunos con miles de personas, maestros sindicatos, organizaciones sociales) en los que le manifiestan su apoyo contra el fraude… (que obvio no registran ni difunden los temerosos medios poblanos).

Conociendo el autoritarismo caudillil con el que se comporta AMLO (el viejo priísmo de hace 40 años)… ¿Usted cree que permitiría que Yeidckol, Horacio Duarte o Barbosa siguieran molestando con el tema del fraude en Puebla si él ya hubiera negociado algo con Moreno Valle? Yo la verdad no lo creo. En MORENA nadie va al baño si antes no le avisa y pide permiso al líder. Lo sé, lo saben… lo sabemos.

A menos que todo sea una gran comedia.

Por eso y con todo, yo creo que la moneda está en el aire. Y que quien asegure que ya todo está resuelto –de una u otra manera- habla más como deseo que como algo que realmente esté ocurriendo.

Pero volviendo al tema original con el que comencé esta aburridora columna… Si RMV pierde toda posición nacional en el PAN y no le queda más que ser un Senador más del montón, de un de por sí desprestigiado y muy disminuido PAN… ¿Para qué diablos le servirá negociar o pactar algo con él al Presidente de la República llamado Andrés Manuel López Obrador?

Plop!! Citando al ilustre Condorito.

 

About The Author

Related posts