El séptimo año sí afectará electoralmente

Por Rodolfo Rivera Pacheco

En el BEAP ya lo traíamos registrado: Al finalizar el gobierno de Rafael Moreno Valle, éste ya no estaba aprobado de manera contundente como ocurría indudablemente en sus primeros años de gestión.

De hecho el ex Gobernador ya estaba reprobado en no pocas zonas del interior del Estado, que nunca se vieron beneficiadas por las obras y despliegue de recursos que sí ocurrieron en la capital y su zona metropolitana.

Por lo anterior, esta zona capitalina conurbada es la que mejores réditos electorales le trajo siempre al PAN y ahí es donde nutrió su fortaleza el morenovallismo. Ciertamente al día de hoy, el PAN sigue estando arriba en preferencias partidistas en la capital… pero creemos que la tendencia es a la baja, tanto aquí como en el interior del Estado. Por una bola de motivos de sobra conocidos.

En primer lugar lo ya dicho. Aunque efectivamente el gobierno morenovallista hizo un gran número de obras en Puebla capital, muchas de ellas han sido percibidas por la gente como de ornato, caprichos, mal hechas o de plano inútiles.

¿Ejemplos? Varios, entre otros el Teleférico que atraviesa una calle, la Ruedota de la Fortuna a la que ya casi nadie visita, ciclovías costosas y que nadie usa, puentes de distribución vehicular mal diseñados y que no resuelven el tráfico, costosas oficinas de Centros Integrales de Servicios poco prácticas.

Y desde luego, las 2 joyas de la inutilidad y el derroche absurdo de recursos: El Museo Barroco que muy pocos visitan, que para nada ha sido un éxito de turismo internacional, pero que costó varios miles de millones de pesos y que ahora se alquila hasta para bodas. Y por supuesto, el infame Segundo Piso de la autopista México-Puebla, multimillonario derroche de dinero para que solo sea usado por los que quieren cruzar más rápido en su dirección hacia Veracruz o Ciudad de México, mientras que miles de automovilistas de esas zonas de la ciudad de Puebla jamás lo utilizarán y menos pagarán por hacerlo.

Entonces, por obras y desperdicio de recursos, el estado de la opinión pública en Puebla ha venido cambiando: Hoy ya hay mayoría de críticos a la gestión morenovallista, cuando –insisto- al principio de su gobierno era al revés, pues la mayoría de poblanos lo admiraban y aprobaban. Esto se ve reflejado en las redes sociales, donde los ataques y críticas a Moreno Valle ya son inocultables. Y desde luego en los ejercicios de medición demoscópica.

En segundo lugar, Moreno Valle terminó reprobado en el tema que más preocupaba y sigue preocupando a la inmensa mayoría de poblanos: La inseguridad. El ex Gobernador poco o nada hizo por dar solución a este enorme problema. Sólo construyó unos inútiles “Arcos de Seguridad” que no resuelven absolutamente nada… pero fueron construidos con cientos de millones de pesos.

Es alarmante observar cómo ha crecido la ola delincuencial en Puebla capital y en todo el Estado y sus municipios. Robos de vehículos y autopartes, asaltos a ciudadanos, casas y negocios, secuestros, asesinatos, feminicidios… y por supuesto la también joya morenovallista: El boom del huachicoleo en los Municipios del llamado “Triángulo Rojo”, que ha puesto a Puebla en los noticiarios de todo el mundo.

La gente ya está harta. Y claro que responsabiliza al gobierno de Rafael Moreno Valle por el crecimiento descontrolado de la inseguridad en el Estado. Incluso ya se está formando todo un estado de opinión que ubica a Moreno Valle como cómplice o al menos protector de las bandas del huachicoleo en Puebla.

Finalmente, a los poblanos –creciendo en número cada día, reitero- les parece al menos incongruente que el ex Gobernador ande dando conferencias en todo el país y promocione un libro de su supuesta autoría, pero jamás mencione el tema de la inseguridad en Puebla o del crecimiento del robo a ductos de PEMEX. Sabe perfectamente que esos temas le pegan fuerte.

Entonces, la percepción de la gente sobre las malas obras y gastos innecesarios, la brutal inseguridad y el crecimiento de los huachicoleros, el ocultamiento de la deuda, y desde luego el estilo autoritario del ex Gobernador de querer culpar a todos menos a él por todo lo que ocurre en este su “séptimo” año, están provocando que las tendencias pre-electorales puedan empezar a cambiar.

Aún es una hipótesis –que en el BEAP iremos comprobando- pero me parece que el PAN morenovallista irá perdiendo simpatías populares y muy probablemente bajando en preferencias frente a otros partidos, especialmente la MORENA de Andrés Manuel Löpez Obrador. De hecho ya está ocurriendo.

Y si a todo eso sumamos el muy probable deslinde paulatino del gobierno de Antonio Gali del ex Gobernador –sobre todo cuando el PAN pierda las elecciones en el Estado de México- por todo lo que ha venido sucediendo en las últimas semanas, entonces podemos sostener tal hipótesis de trabajo: El llamado “séptimo año” de Rafael Moreno Valle sí está afectando ya las preferencias ciudadanas a favor del PAN.

Y lo que falta. Porque el grupo de panistas históricos y críticos del morenovallato va a seguir contribuyendo al desprestigio del ex gobernador, pero también de su propio partido.

Lo he registrado por años: Creo que puede comenzar una “ola descendente” del PAN en Puebla, pero que los morenovallistas se niegan a reconocer. Ya veremos más adelante.

About The Author

Related posts