02-03-2024 03:00:17 PM

Priismo y marinismo, en campaña

Por Alejandro Mondragón

 
Silvia Tanús ya es la asesora política del candidato de Morena a la gubernatura, Alejandro Armenta Mier.
 
Sí, la diputada local que renunció al PRI y a la política partidista, prometió no irse a Morena y cumplió.
 
Ahora, la exsecretaria general del Ayuntamiento de Puebla con Eduardo Rivera asesora al senador morenista en la conquista por Casa Aguayo.
 
Origen es destino. Priistas desencantados de que el PRI ya no les vaya a dar todos los privilegios obtenidos, gracias al tricolor.
 
La culpa no la tiene el priista, sino el partido que les da poder.
 
El único no priista que estará en la boleta por la gubernatura en 2024 es Eduardo Rivera Pérez.
 
Armenta fue un consumado militante del PRI, cuya gloria se dio durante la gestión de Mario Marín Torres, quien siempre lo proyectó para que en el futuro inmediato (Alejandro) fuera gobernador para que luego preparara a Mario Marín García, su hijo, como sucesor.
 
Fernando Morales Martínez fue priista con fortuna económica en el sexenio de su papá, Melquiades Morales Flores, y después operó la nominación de Mario Marín Torres para el relevo.
 
Así que los priistas se acomodarán en ambas candidaturas. En la primera serán los más por las posibilidades reales de ganar y obtener mejores posiciones, y en la segunda por un asunto de llevarse una tajada, durante la campaña.
 
Lo cierto es que dos factores estarán presentes en las campañas de Morena y Movimiento Ciudadano a la gubernatura: el priismo y marinismo.
 
Y nadie, absolutamente, podrá remediarlo.

About The Author

Related posts