28-06-2022 07:39:03 PM

Colombia, en el laboratorio poblano

Por Alejandro Mondragón

 

Puebla fue el laboratorio que utilizó la izquierda latinoamericana para instaurar gobiernos contra el neoliberalismo.

 

Y Colombia está bajo el mandato de la izquierda por vez primera en su historia. Ello explica, en buena parte, la euforia de los mandatarios en América Latina, particularmente en México con Andrés Manuel López Obrador.

 

Convocado por el entonces gobernador electo, Luis Miguel Barbosa, en julio del 2019, se llevó a cabo el primer laboratorio de espacios progresistas de América Latina para obtener el poder.

El Foro que se desarrolló del 12 al 14 de julio del 2019 se llamó ProgresivaMente, fue auspiciado por Morena.

 

El promotor fue Luis Miguel Barbosa Huerta y contó con el respaldo de Yeidckol Polevnsky, así como de personajes tales como el expresidente colombiano Ernesto Samper; y el ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza; el chileno Marco Enríquez–Ominami (MEO), a quien en su momento se le vinculó con la creación del movimiento Yo soy 132.

 

También acudieron Cuauhtémoc Cárdenas y la priista Beatriz Paredes, para “escuchar, pensar, proponer y debatir” y, al término del mismo, suscribir un manifiesto más parecido a un decreto del fin del neoliberalismo.

 

Ahí se establecieron acciones basadas en la “protesta social” para que El Grupo Puebla de izquierda sustituyera al llamado Grupo de Lima de derecha.

 

La declaración final del encuentro fue “construir un proyecto común para la región que logre una sociedad más justa e igualitaria”.

 

La expansión de la izquierda internacional es más que evidente.

 

Gobiernan ya México, Cuba, Guatemala, Nicaragua, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Honduras, Chile y Argentina.

 

No más, no menos.

 

El laboratorio, de hace tres años, funcionó.

 

About The Author

Related posts