15-08-2022 10:58:31 AM

La 4T, electrocutada

Por Alejandro Mondragón

 

Además del presidente Andrés Manuel López Obrador, su secretario de Gobernación, Adán Augusto López; y su líder de mayoría Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, resultan los grandes perdedores del rechazo legislativo a la Reforma Eléctrica.

 

La improcedencia de su Ley marca al sexenio. La oposición tiene narrativa para competir, ahora les falta candidato/a que asuma la bandera anti Cuarta Transformación.

 

Adán Augusto instaló incluso en San Lázaro una oficina para operar con los liderazgos legislativos opositores dicha reforma, pero su viaje en el avión de la Guardia Nacional a actos de Morena lo desacreditó.

 

Jamás salió del galimatías que le colocaron los adversarios a la iniciativa presidencial y ya no tuvo interlocución. Fue descalificado e ignorado.

En el legislativo, Ignacio Mier manejó el parlamento abierto y fue a promoverla en Estados, pero siempre lo hizo más en Puebla, porque usó la Reforma Eléctrica como su plataforma a la gubernatura.

 

Sin Ley, ¿y sin candidatura?

 

Esa será la interrogante a seguir, pues aunque la narrativa presidencial señala a los opositores a su Ley de traidores a la patria y demás maldiciones no deja de ser un discurso más de polarización.

 

La nueva iniciativa de reforma a la Ley de Minería no alcanza a recuperar todo lo que se perdió. La Cuatroté jugó al todo o nada y se quedó sin reforma.

 

Triste, penoso y lamentable el papel de Morena como partido político que lejos de sumar, restó con enfrentamientos con legisladores de oposición.

 

La cooptación no funcionó y menos el chantaje de que si no se rebelaban pasarían a la historia como traidores. Lejos de dividir, unieron a los adversarios para que en bloque operaran.

 

No queda más que lamerse las heridas de la derrota.

 

Y en alusión a Paco Ignacio Taibo II: ahora a la 4T se la metieron doblada.

 

 

About The Author

Related posts