27-06-2022 02:45:24 AM

El Santo Oficio de las Redes

Por Alejandro Mondragón

 

Si usted cree todo lo que lee en las redes sociales, entonces se merece la vida que tiene. Eso está más claro en un mundo de tiempo real en el que el rumor se convierte la base de la información.

 

Las redes se han transformado en la arena del debate de fundamentalistas. Aquellos que aceptan todo contra la Cuarta Transformación y esos que la defienden a ultranza.

 

El resultado es perder para todos.

 

El escritor español José Bergamín afirma con lucidez:

 

“Somos subjetivos porque somos sujetos. Para ser objetivos hay que convertirnos en objetos”.

 

Aquellos que reclaman objetividad en las redes sociales se olvidan que todos somos sujetos con opinión propia o maquinada en el caso de las granjas de bots que pululan para realzar o hundir a los personajes en polémica.

La fuerza de las redes sociales es tal que hasta los propios medios de comunicación y periodistas, sin verificar las fuentes, han incurrido en yerros y gazapos.

 

Y todo porque hay que estar inmersos en el tiempo real de los Trending Topic, sin olvidar que todo ello no necesariamente corresponde a una realidad.

 

El análisis razonado es infructuoso porque las redes sociales corresponden a emociones, el santo tribunal de oficio que condena a quienes dañan a perritos y gatitos, pero olvida un #TodosSomosLourdesMaldonado (periodista asesinada en Tijuana).

 

En este escenario es donde se debaten los temas nacionales, las crisis internacionales, los premios Óscar, la champions, la casa gris, la corrupción peñista, las reformas de la 4T, el caso García Luna y hasta los desastres naturales, entre otros.

 

Es una realidad virtual que en ocasiones nada tiene que ver con lo que el ciudadano común enfrenta todos los días, sin que nadie se ocupe de ello.

 

Es lo que hay.

 

About The Author

Related posts